Cómo ser “competente 4.0.” 3organismos, 1empresa y 2gurús

Cómo ser “competente 4.0.”    3organismos, 1empresa y 2gurús

Una de las mayores riquezas de la sociedad de la información es que un mismo hecho, una misma situación por muy objetiva que sea, nos llega contada desde múltiples puntos de vista. Esto nos permite tener una opinión personal y definida cuando aprendemos a valorar la fiabilidad de las fuentes.

Esto también ocurre con la la Industria 4.0, también llamada 4ª Revolución Industrial o  industria digital.

En los medios de comunicación y en las redes sociales se difunden aspectos sorprendentes, revolucionarios, futuristas  y hasta apocalípticos de esta nueva Economía 4.0.

robots
imágen film: Yo robot

Pero en lo que todos coinciden es que es necesario adaptarnos a ella, y la formación es clave. Y no hablamos de hiper-especialización en aspectos técnológicos y profesionales de determinadas ocupaciones, sino lo que es más importante, conocimientos técnicos y habilidades de tipo transversal para ser capaces de adaptarnos a cualquier novedad que se presente a lo largo de nuestra vida laboral.

“Serán necesarias habilidades de tipo transversal para ser capaces de adaptarnos a cualquier novedad que se presente a lo largo de nuestra vida laboral”.

Por este motivo será necesario ayudar a los trabajadores a prepararse para los efectos anticipados de esas novedades y tendencias, pero ¿cómo?

Mi opinión es que se garantice que tanto en la educación como en la formación profesional se integren:

■ una combinación equilibrada de competencias en todos los sectores, países y niveles de cualificación.

■ la adquisición de nuevas habilidades técnicas y especializadas debido a un entorno que será cambiante a lo largo de la vida laboral de los trabajadores.

■ perfiles profesionales más amplios entre las profesiones y cualificaciones más técnicas y que combinen las habilidades técnicas con las actitudinales.

A continuación he recogido algunos recursos audiovisuales, datos objetivos y opiniones de diferente procedencia que pueden ayudarnos a conformar una opinión personal y contrastada sobre la nueva economía:

Invito a consultar estas fuentes antes de aceptar visiones apocalípticas y pseudo-futuristas de cómo será el entorno laboral de nuestro futuro más próximo. Porque, lo que necesitan los trabajadores es tener muy clara la ruta a seguir para estar preparados y cualificados, más que temer a un futuro incierto.

“Lo que necesitan los trabajadores es tener muy clara la ruta a seguir para estar cualificados y preparados, más que temer un futuro incierto”.

3 organismos.

  1. El Foro Económico Mundial.

En este video más que inspirador y motivador, desde el Foro Económico Mundial se reflexiona acerca de la necesidad de nuevo modelo económico basado en  las relaciones personales, la diversidad, la seguridad, el bienestar y la sostenibilidad que contribuyan a tener un planeta más habitable.

 

2. El Ministerio de Industria, Energía y Turismo (actualmente de Energía, Turismo y Agenda Digital).

 

3. El CEDEFOP, Centro Europeo para el desarrollo de la Formación Profesional y organismo de la Unión Europea.

El informe del CEDEFOP de 2016:Nuevas Tendencias Sectoriales: la próxima década.” ofrece información concreta sobre el grado de cambio en las cualificaciones que serán necesarias de aquí hasta 2025 y sobre cómo evolucionarán por sectores profesionales.

cambios-trabajos-2015_2025

necesidades-cualificacion-2015-2025

niveles-cualificacion-2015-2025

1 empresa.

Empresas con un gran componente de actividad investigadora están liderando la 4ª revolución industrial. Desde 2011 TECNALIA es un centro de investigación aplicada y desarrollo tecnológico con sede central en Bizkaia (España), de referencia para las empresas manufactureras de diferentes sectores, a nivel europeo. Conocen bien cómo las tecnologías, la robótica, se va a integrar con loas recursos humanos de las empresas y nos lo cuenta de una forma muy clara y didáctica.

 

 2 gurús.

Son muchos los especialistas en tecnología y el ámbito laboral que se han ganado el calificativo cariñoso de gurús, a golpe de interesantes posts y que compaginan esta actividad con otras respetuosas actividades profesionales.

En el caso de Enrique Dans, a quien sigo desde hace algunos años en su blog, el uso de un lenguaje divulgativo (su perfil docente se adivina ente líneas), su participación en distintos medios y las publicaciones y colaboraciones en libros especializados.  En un reciente artículo “Sobre la evolución del trabajo”, habla del impacto de la evolución de la economía, en la educación y en las necesidades de formación. Y otro artículo “La amenaza no son las máquinas”  hablando de que el foco del problema no estará en las máquinas en los robots, sino en las personas.

Manuel Pimentel, ex Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales del primer gobierno del PP, precisamente estos días acaba de publicar el artículo “Economía digital: ¿el fin del empleo? al hilo de de las recientes  Jornadas de UGT sobre Industria 4.0.

Y ahora, si te ha dado tiempo a indagar en estas fuentes, piensas que ¿seremos capaces de ser “competentes 4.0”?

Y es que, aunque tuviéramos una bola de cristal para adivinar lo que se nos viene encima,  “nada es verdad, ni es mentira, todo depende del color del cristal con que se mira”.

Anda, si rima!!

¡¡Urgen nuevas cualificaciones profesionales !!

¡¡Urgen nuevas cualificaciones profesionales !!

Ante la detección de nuevos perfiles profesionales y la necesidad de asociarlos cuanto antes a nuevas cualificaciones profesionales oficiales, quería en este artículo hablar sobre el sistema de revisión de cualificaciones en España y cómo se podría abordar de un modo más efectivo.

¿Cómo será el mercado laboral en los próximos años?

Devastador el último informe DAVOS del Forum Económico Mundial donde se predice que la cuarta revolución industrial en la que estamos ya inmersos,tendrá un gran impacto social al afectar directamente a la tipología de puestos de trabajo. Los titulares son bastante pesimistas. Se dice que

davos--620x349en sólo cinco años se perderán 5 millones de puestos de trabajo para siempre e incluyen no solo puestos asociados a la producción, sino a puestos intermedios cuyas tareas pueden ser automatizadas.

La cuarta revolución industrial incluye un enorme desarrollo en distintos campos hasta hace poco experimentales o con poco impacto en la economía global. Hablamos de campos como la inteligencia artificial, la robótica, la nanotecnología, la impresión 3D, la genética o la biotecnología que producirán grandes cambios en los modelos de empresas y sobre todo en el mercado de trabajo.

Un reciente artículo en el blog de Luis López Algaba (@LUISLOPEZ1953), recopila numerosas fuentes acerca de cómo será la nueva economía, en los próximos años. Este ritmo de evolución vertiginosa está produciendo una disrupción entre el empleo y las cualificaciones profesionales en la actual era tecnológica.

Es ya sabido que el panorama laboral actual a nivel global incluye:

  • cambios demográficos, socioeconómicos y tecnológios
  • aparecen nuevas ocupaciones
  • desaparecen ocupaciones obsoletas

Los trabajadores que se incorporarán al mercado laboral en los próximos 5 años empiezan a recibir su formación profesional justo ahora y no contamos con cualificaciones profesionales suficientemente actualizadas para abordar las necesidades de las empresas.

¿Cómo se aborda en España la actualización de cualificaciones?

Tanto los ciclos formativos de FP como los certificados de profesionalidad (la certificación profesional oficial que actualmente se imparte en nuestro país) tienen serias dificultades para ofrecer programas formativos acordes con  la actual cuarta revolución industrial, donde la maquinaria, el software y los procesos de fabricación y de gestión que se imparten son los de hace 10 años ( CNC,….)

Y es que la FP oficial es España está basada en el sistema nacional de cualificaciones profesionales. Sería necesario “engrasar” la maquinaria del Instituto Nacional de las Cualificaciones  para abordar de forma efectiva la actualización y creación de las nuevas cualificaciones que demandan las empresas, si queremos que no pierda credibilidad el sistema integrado de la formación profesional en España por parte de las empresas.

newskilssagendaPor su parte desde la Unión Europea, la Agenda de Nuevas Cualificaciones Europea ( New Skills Agenda, junio 2016 ) ha propuesto entre una decena de medidas, revisar la red de cualificaciones europeas, poner en marcha la Coalición Habilidades digitales y Empleo  para apoyar la cooperación entre la educación, empleo y la industria.

 

Pero esta labor no es sencilla. Abordar este ingente proyecto repercute necesariamente en la actualización y nuevo diseño de certificados y títulos de formación profesional.Y es que, se aborda seriamente o nos quedamos fuera. Se convierte en un reto dificilmente alcanzable, a menos que se encare de forma intensiva e ininterrumpida en los próximos años.

DIAGNOSTICO incual

El propio INCUAL reconoce que el 50% del catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales está por revisar y paralelamente los servicios de empleo de las comunidades autónomas se ven obligadas a programar certificados de profesionalidad  y títulos oficiales aun sabiendo que sus contenidos no se corresponden, como les gustaría, con la realidad empresarial.

inclual plan mejora

El INCUAL está inmerso desde hace tiempo en una plan de mejora donde las intenciones son buenas pero, bien por la ineficaz gestión de procesos y recursos, bien por los dilatados procesos de publicación de normativa a nivel estatal, se ralentizan los resultados. Fuente: http://slideplayer.es/slide/2316338/

 

¿Cual podría ser parte de la solución?

No soy quien para descubrir o proponer fórmulas milagrosas, pero el sentido común dice que cuando un problema parece enquistado, es aconsejable buscar soluciones más flexibles, intermedias o parciales que permitan desatascar un gran problema, subdividiéndolo en otros  más pequeños que puedan resolverse de forma más sencilla.

En mi opinión, sería necesario:

  • Promover una efectiva colaboración público-privada con la participación de empresas innovadoras en todas la áreas profesionales, de los fabricantes de maquinaria, fabricantes de software, startups, etc … que se impliquen en procesos paralelos de actualización de la oferta formativa de formación profesional de los jóvenes y los trabajadores.
  • Potenciar proyectos de observatorio e innovación y experimentación de la formación de los centros de referencia nacional, a propuesta del INCUAL.
  • Fomentar de forma efectiva, dinámica y fluida la colaboración con entidades locales, autonómicas, nacionales o internacionales para contribuir a la dinamización de propuestas de actualización de cualificaciones profesionales.
  • Flexibilizar y automatizar las metodologías y procedimientos establecidos para identificar, comunicar y desarrollar nuevas cualificaciones, certificados y títulos profesionales.
  • Establecer canales de comunicación digitales que faciliten procedimientos abiertos y fluidos de propuesta y debate acerca de las necesidades de cualificación profesional que ayuden a definir nuevas cualificaciones. Los webinars, los grupos de trabajo online especializados por sectores y áreas profesionales, encuestas a empresas, etc. permitiendo así desarrollar un canal vivo de detección de necesidades formativas y propuestas de los contenidos formativos asociados….
  • Poner en funcionamiento un observatorio vivo y real que recoja las necesidades de cualificación profesional en España, un laboratorio de innovación pública permanente, que permitieran los retos anteriores, basado por ejemplo en NovaGob.Lab,  “ecosistema de innovación” integrado por la Red Social de la Administración Pública NovaGobEste laboratorio permitiría la incorporación de puntos de vista internos y  externos de las distintas familias y áreas profesionales; formar redes de colaboración tanto internas como externas dentro del Instituto Nacional de las Cualificaciones y permitir mayor flexibilidad presupuestaria para encarar de forma ágil la revisión de las cualificaciones. Y es que el principal reto está no solo en el conocimiento interno sobre aspectos  metodológicos sino en incorporar conocimiento experto que está fuera de la Administración para poder acometer con éxito esta renovación de cualificaciones tan necesaria y en constante evolución.

Existen algunas iniciativas interesantes en distintas comunidades autónomas, como es el caso del Centro de Innovación para la Formación Profesional en Euskadi, donde destacan distintos proyectos  que toman el pulso de la formación profesional y avanzan paralelos a la demanda de cualificación profesional desde puntos de vista innovadores. Desde los organismos europeos se recomienda transferir a instancias nacionales, las buenas prácticas regionales o locales, ¿probablemente se esté avanzando algo y no lo sabemos?

 

8 indiscutibles razones para mejorar tu competencia digital como docente de formación para el empleo

En mi trabajo como formadora y dinamizadora de docentes de formación para el empleo he tenido la oportunidad de observar y compartir reflexiones acerca de qué les motiva a mejorar su competencia digital.

Habitualmente escucho las necesidades de formación de docentes de Talleres de Empleo. Consideran necesario estar actualizados en sus respectivas especialidades (desde oficios manuales hasta otros más tecnificados) y en temas transversales como trabajo en equipo, resolución de problemas , metodología didáctica y competencia digital. En el Servicio Valenciano de Empleo y Formación, Servef abordamos en la medida de lo posible estas necesidades y es en el área de competencia digital donde intervengo.

 Trabajan en ambientes de aprendizaje y laborales ciertamente difíciles pero cada proyecto es un reto que cuando finaliza da muchas satisfacciones. El alumnado de estos programas tienen un nivel educativo básico, escasas habilidades sociales, hay un alto porcentaje de parados de larga duración y su motivación por entrar en estos cursos no es tanto el aprendizaje de un oficio, sino tener un salario mínimo durante el tiempo que dura el curso: un “cóctel” difícil de gestionar y donde resulta difícil reavivar la motivación por aprender. Aunque todo ésto daría para otro artículo.

Suelo comenzar los cursos con una encuesta donde los docentes indican su grado de uso de las TIC, qué herramientas conocen, cuando, dónde y cómo las utilizan y lo que es más importante, si las utilizan como recurso de aprendizaje con sus alumnos. En un primer análisis ya se observa que,

  • Los docentes, en un alto porcentaje, utilizan herramientas digitales para buscar información con objeto de preparar sus clases y actividades. (sin entrar en el modo de filtrado, selección y gestión de información)
  • Que tienen una mayor o menor destreza en la elaboración de presentaciones digitales (en su mayoría Power Point) y que preparan actividades de aula donde los alumnos buscan información en Internet y con ella preparan documentos o presentaciones.(sin detenernos en la variedad de herramientas que ponen al alcance de los alumnos y qué métodos de evaluación utilizan para valorar los trabajos de los alumnos).
  • Que no utilizan las TIC de forma habitual en las aulas por falta de dispositivos, por falta de conectividad, por falta de formación, por falta de tiempo y porque  (en opinión de algunos entes promotores) es innecesario para el aprendizaje de una ocupación.

Nada nuevo bajo el sol…Estos resultados bien podrían trasladarse a la mayoría de docentes de formación para el empleo.

Pero si eres docente de formación para el empleo y crees que el uso de herramientas TIC podría cambiar algo el ambiente de aprendizaje que se respira en tu aula, sigue leyendo y descubrirás además 8 indiscutibles razones para mejorar tu competencia digital como docente en formación para el empleo:

  1. Porque vivimos en un mundo que ya es digital, y no entender la competencia digital, cómo enseñarla y cómo evaluarla en los cursos, supone que tú y tus alumnos podéis estar en riesgo de exclusión profesional.
  2. Porque si usas herramientas digitales en tu aula aumentará la motivación de los alumnos y multiplicarás su capacidad de aprendizaje, ya que verán de forma natural cómo se integra la tecnología que ya están utilizando en su vida personal  a través de dispositivos móviles como las tabletas o los smartphones.
  3. Porque los desempleados a los que formas, necesitan desarrollar su competencia digital, para integrarse en empresas que pertenecen a una economía basada en la información y el conocimiento a través de recursos y aplicaciones digitales.
  4. Porque para muchos de tus alumnos desempleados, tus clases son la única oportunidad de acceder a la tecnología y puedes hacerles entender lo útil que podrá ser para su vida personal y profesional.
  5. Porque ampliarás tus conocimientos y capacidades y tendrás más y mejores oportunidades laborales.
  6. Porque los programas formativos de los certificados de profesionalidad y otras especialidades de formación profesional para el empleo aconsejan cada vez más metodologías colaborativas y recursos tecnológicos, independientemente de que pertenezcan o no a familias profesionales relacionadas con informática.
  7. Porque ya existe en la red una amplia oferta formativa abierta, flexible y gratuita que te permite conjugar tus tareas docentes con el reciclaje profesional. Por tanto, los argumentos “no tengo tiempo” y “no tengo presupuesto” ya no son válidos.
  8. Porque es un reto profesional que debes abordar, sin excusas. Si crees que no lo necesitas, piensa que tus alumnos, sí.

¿Se te ocurre alguna razón más?