Las “nuevas vías no formales e informales de formación” para docentes de FPE

Las “nuevas vías no formales e informales de formación” para docentes de FPE

Las llamadas “vías no formales e informales de formación”, son cada vez más valoradas como instrumentos de capacitación profesional y su modalidad digital está siendo clave para fomentar el aprendizaje permanente de los profesionales.  El colectivo docente de FPE y de profesorado e general, no es una excepción y estas vías de formación que cuenta en ocasiones con certificación, son cada vez más demandadas para reciclarse en competencia digital y metodologías innovadoras. Se está convirtiendo, en muchas ocasiones, en la vía más accesible, rápida y actualizada de obtener conocimientos y habilidades digitales.

mosaicoLos expertos en nuevas metodologías llaman, “Formación expandida” al modelo de formación que conjuga la formación oficial, formal y la informal (como si de un mosaico se tratara). Se ha convertido en el mejor modelo de reciclaje para formadores que deseen conformar un itinerario formativo a medida de sus necesidades. También utilizan el término “aprendizaje ubicuo” porque el aprendizaje se produce dentro y fuera de un aula.

Este tipo de formación todavía no es valorada por las administraciones públicas en sus procesos de selección docente, sin embargo las empresas privadas que contratan profesorado ya empiezan a incluirlo como un elemento a tener en cuenta en los candidatos para un puesto como docente.

Competencia digital docente informal.

elarning_white_vector-294x300Los profesores, docentes, formadores, tutores y educadores en general, encuentra muchas opciones de formación no formal sobre competencia digital docente en cursos masivos online (MOOCs) en universidades (UNED), organizaciones públicas (en Educalab del INTEF) y privadas (), asociaciones o grupos de interés no constituidos formalmente,  que facilitan un aprendizaje informal, autodidacta y autónomo, basado en  procesos participativos. Estas nuevas vías de formación están siendo cada vez más reconocidas y valoradas.

Para obtener un mejor rendimiento de estas vias de formación informal, recomiendo que previamente el o la docente haya participado en grupos de debate, redes sociales o comunidades de aprendizaje de carácter profesional. ¿Por dónde empezar ?

1.Contactos. Tener una cuenta de correo electrónico personal y empezar a contactar a través de redes sociales o blogs, con otros docentes conocidos que ya están participando en estas experiencias o de quienes tenemos referencias por su actividad docente innovadora tanto a nivel estatal como internacional.

2.Seguimiento. Empezar a seguir la actividad de estos docentes de referencia en edublogs  y redes sociales para ir conociendo sus aportaciones,sus contactos profesionales, corrientes de innovación didáctica, su grado de satisfacción sobre los cursos que han realizado, recursos didácticos que comparten, sus experiencias y sus buenas prácticas.

3.Participación. Inicialmente podemos empezar con un “me gusta”, un G+, y poco a poco empezar a hacer comentarios que aporten un punto de vista más personal, contar una  experiencia,  sugerencias e incluso compartir algún documento que hayas elaborado por considerarlo de utilidad. De esta manera se puede ir adquiriendo soltura en la filosofía 2.0, y hará que poco a poco sea más sencillo participar en la amplia oferta de aprendizaje informal de nuestro entorno:

  • cursos online gratuitos (MOOCs), que potencian la participación en las redes sociales y foros del alumnado.
  • comunidades virtuales (como Google+) de interés en temas de innovación y tecnología educativa
  • grupos temáticos en distintas redes sociales,
  • grupos de debate sitios web de distintas organizaciones vinculadas a la educación y formación,
  • seminarios web (videoconferencias) sobre temas puntuales,
  • encuentros presenciales(ferias, jornadas,encuentros, meetups, etc.)

4.Certificación. Si este aprendizaje puede ser certificado por una entidad reconocida, nos encontramos ante una vía de formación a medio camino entre lo formal y lo informal.El proyecto CertiUni de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), en colaboración con el Ministerio de Educación, Ministerio de Empleo y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), es la plataforma de certificación escogida para dar respuesta a la necesidad de certificación de las competencias transversales que se obtienen con los MOOC ya sea de temática tecnológica, como de idiomas u otras materias. Cuanto más avance la implantación de plataformas de certificación, más confianza se generará hacia los cursos MOOC.

5.Marca personal. Una vez obtenido el certificado del curso MOOC, deberemos incluirlo en nuestro perfil de Linkedin, al mismo nivel que las titulaciones y formación específica.

Estas vías de formación informal, no son únicamente aplicables a la adquisición de competencia digital docente. También se encuentra formación en multitud de materias, solo hay que buscar en las plataformas MOOC de referencia (EdX, Coursera, Miriadax, UNEDabierta) o en portales de formación especializados en material concretas.

Competencia digital docente certificada por fabricantes.

Distintos fabricantes tecnológicos de aplicaciones y servicios digitales, difunden las ventajas de sus productos y ofrecer formación y certificación a los docentes en sus soluciones informáticas como parte de su estrategia de marketing y los docentes encuentran en esta alternativa de formación, la mejor opción de aprendizaje personalizado, especializado y flexible, sin tener que esperar a que organizaciones oficiales ofrezcan la formación deseada, en el momento deseado.

Dos gigantes del sector TIC, Google y Microsoft, han entendido que la formación del profesorado es imprescindible para que los ciudadanos, niños, jóvenes y adultos sean usuarios de sus aplicaciones horizontales y por ello han desarrollado planes e formación donde sus productos son el contenido y las herramientas de aprendizaje.

Google ofrece formación y certificación a un coste asequible, a los profesores y profesoras que quieren dominar el uso y aplicación didáctica de las herramientas Google. (GAfE).

gafe

Se trata de cursos de diferentes niveles tanto para profesores como administradores del entorno Google Classroom, un entorno seguro de aprendizaje para alumnado y profesorado que trabaja con las herramientas de Google más significativas. En este entorno segestiona información, contenido didáctico, actua como espacio de aprendizaje colaborativo y herramienta de seguimiento y evaluación para gestionar el aprendizaje dentro y fuera de las aulas.

Por otra parte, Microsoft tiene su programa Certified MIE (Microsoft Innovative Educator) basada en la certificación de cursos online de autoaprendizaje sobre el manejo y uso educativo de distintas aplicaciones de la empresa (Sway, Minecraft, Windows 365, …).

mie-header

Ambas empresas proporcionan en sus plataformas, comunidades de aprendizaje donde docentes de todo el mundo interactúan y comparten conocimientos y experiencias.

Ambas empresas entienden que la formación del profesorado debe ser una combinación de metodologías y de herramientas digitales.

Ambas empresas, Google y Microsoft ofrecen su sistema de certificación que proporciona al docente certificados digitales e insignias digitales o badges para que los profesores comuniquen en entornos digitales, las competencias digitales adquiridas, además de mejorar su marca personal y aumentan  sus oportunidades laborales.

7350335      59c4350531e7e2dc3a0b7e1d79d875c5450bb246ceb3468e087ba04b42588e2b

Microsoft, utiliza el sistema de insignias a través de un sistema de obtención de puntos que motiva al docente para ir adquiriendo formación sobre aspectos concretos, mientras que Google oferta certificados de tipo más general, que prestigian al docente con distintos niveles de competencia en el manejo de sus herramientas.

Tras lo expuesto, ¿cuáles son las actitudes que se empiezan a valorar en un docente comprometido?

  • Dedicar un tiempo a identificar sus necesidades de formación,
  • Buscar  las oportunidades de formación informal que se adapte mejor a su perfil (formación, disponibilidad horaria, estilo de aprendizaje, etc.)
  • Aprovechar las ventajas adicionales que se derivan de un aprendizaje cada vez más abierto, social y colaborativo.

Llegado este punto, nos guste o no nos guste, podemos afirmar que la integración del aprendizaje permanente informal , se ha convertido en una parte fundamental e imprescindible de la actividad profesional docente.

Y es que nos lo está poniendo en bandeja…¿no lo vamos a aprovechar?

 

¡¡Urgen nuevas cualificaciones profesionales !!

¡¡Urgen nuevas cualificaciones profesionales !!

Ante la detección de nuevos perfiles profesionales y la necesidad de asociarlos cuanto antes a nuevas cualificaciones profesionales oficiales, quería en este artículo hablar sobre el sistema de revisión de cualificaciones en España y cómo se podría abordar de un modo más efectivo.

¿Cómo será el mercado laboral en los próximos años?

Devastador el último informe DAVOS del Forum Económico Mundial donde se predice que la cuarta revolución industrial en la que estamos ya inmersos,tendrá un gran impacto social al afectar directamente a la tipología de puestos de trabajo. Los titulares son bastante pesimistas. Se dice que

davos--620x349en sólo cinco años se perderán 5 millones de puestos de trabajo para siempre e incluyen no solo puestos asociados a la producción, sino a puestos intermedios cuyas tareas pueden ser automatizadas.

La cuarta revolución industrial incluye un enorme desarrollo en distintos campos hasta hace poco experimentales o con poco impacto en la economía global. Hablamos de campos como la inteligencia artificial, la robótica, la nanotecnología, la impresión 3D, la genética o la biotecnología que producirán grandes cambios en los modelos de empresas y sobre todo en el mercado de trabajo.

Un reciente artículo en el blog de Luis López Algaba (@LUISLOPEZ1953), recopila numerosas fuentes acerca de cómo será la nueva economía, en los próximos años. Este ritmo de evolución vertiginosa está produciendo una disrupción entre el empleo y las cualificaciones profesionales en la actual era tecnológica.

Es ya sabido que el panorama laboral actual a nivel global incluye:

  • cambios demográficos, socioeconómicos y tecnológios
  • aparecen nuevas ocupaciones
  • desaparecen ocupaciones obsoletas

Los trabajadores que se incorporarán al mercado laboral en los próximos 5 años empiezan a recibir su formación profesional justo ahora y no contamos con cualificaciones profesionales suficientemente actualizadas para abordar las necesidades de las empresas.

¿Cómo se aborda en España la actualización de cualificaciones?

Tanto los ciclos formativos de FP como los certificados de profesionalidad (la certificación profesional oficial que actualmente se imparte en nuestro país) tienen serias dificultades para ofrecer programas formativos acordes con  la actual cuarta revolución industrial, donde la maquinaria, el software y los procesos de fabricación y de gestión que se imparten son los de hace 10 años ( CNC,….)

Y es que la FP oficial es España está basada en el sistema nacional de cualificaciones profesionales. Sería necesario “engrasar” la maquinaria del Instituto Nacional de las Cualificaciones  para abordar de forma efectiva la actualización y creación de las nuevas cualificaciones que demandan las empresas, si queremos que no pierda credibilidad el sistema integrado de la formación profesional en España por parte de las empresas.

newskilssagendaPor su parte desde la Unión Europea, la Agenda de Nuevas Cualificaciones Europea ( New Skills Agenda, junio 2016 ) ha propuesto entre una decena de medidas, revisar la red de cualificaciones europeas, poner en marcha la Coalición Habilidades digitales y Empleo  para apoyar la cooperación entre la educación, empleo y la industria.

 

Pero esta labor no es sencilla. Abordar este ingente proyecto repercute necesariamente en la actualización y nuevo diseño de certificados y títulos de formación profesional.Y es que, se aborda seriamente o nos quedamos fuera. Se convierte en un reto dificilmente alcanzable, a menos que se encare de forma intensiva e ininterrumpida en los próximos años.

DIAGNOSTICO incual

El propio INCUAL reconoce que el 50% del catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales está por revisar y paralelamente los servicios de empleo de las comunidades autónomas se ven obligadas a programar certificados de profesionalidad  y títulos oficiales aun sabiendo que sus contenidos no se corresponden, como les gustaría, con la realidad empresarial.

inclual plan mejora

El INCUAL está inmerso desde hace tiempo en una plan de mejora donde las intenciones son buenas pero, bien por la ineficaz gestión de procesos y recursos, bien por los dilatados procesos de publicación de normativa a nivel estatal, se ralentizan los resultados. Fuente: http://slideplayer.es/slide/2316338/

 

¿Cual podría ser parte de la solución?

No soy quien para descubrir o proponer fórmulas milagrosas, pero el sentido común dice que cuando un problema parece enquistado, es aconsejable buscar soluciones más flexibles, intermedias o parciales que permitan desatascar un gran problema, subdividiéndolo en otros  más pequeños que puedan resolverse de forma más sencilla.

En mi opinión, sería necesario:

  • Promover una efectiva colaboración público-privada con la participación de empresas innovadoras en todas la áreas profesionales, de los fabricantes de maquinaria, fabricantes de software, startups, etc … que se impliquen en procesos paralelos de actualización de la oferta formativa de formación profesional de los jóvenes y los trabajadores.
  • Potenciar proyectos de observatorio e innovación y experimentación de la formación de los centros de referencia nacional, a propuesta del INCUAL.
  • Fomentar de forma efectiva, dinámica y fluida la colaboración con entidades locales, autonómicas, nacionales o internacionales para contribuir a la dinamización de propuestas de actualización de cualificaciones profesionales.
  • Flexibilizar y automatizar las metodologías y procedimientos establecidos para identificar, comunicar y desarrollar nuevas cualificaciones, certificados y títulos profesionales.
  • Establecer canales de comunicación digitales que faciliten procedimientos abiertos y fluidos de propuesta y debate acerca de las necesidades de cualificación profesional que ayuden a definir nuevas cualificaciones. Los webinars, los grupos de trabajo online especializados por sectores y áreas profesionales, encuestas a empresas, etc. permitiendo así desarrollar un canal vivo de detección de necesidades formativas y propuestas de los contenidos formativos asociados….
  • Poner en funcionamiento un observatorio vivo y real que recoja las necesidades de cualificación profesional en España, un laboratorio de innovación pública permanente, que permitieran los retos anteriores, basado por ejemplo en NovaGob.Lab,  “ecosistema de innovación” integrado por la Red Social de la Administración Pública NovaGobEste laboratorio permitiría la incorporación de puntos de vista internos y  externos de las distintas familias y áreas profesionales; formar redes de colaboración tanto internas como externas dentro del Instituto Nacional de las Cualificaciones y permitir mayor flexibilidad presupuestaria para encarar de forma ágil la revisión de las cualificaciones. Y es que el principal reto está no solo en el conocimiento interno sobre aspectos  metodológicos sino en incorporar conocimiento experto que está fuera de la Administración para poder acometer con éxito esta renovación de cualificaciones tan necesaria y en constante evolución.

Existen algunas iniciativas interesantes en distintas comunidades autónomas, como es el caso del Centro de Innovación para la Formación Profesional en Euskadi, donde destacan distintos proyectos  que toman el pulso de la formación profesional y avanzan paralelos a la demanda de cualificación profesional desde puntos de vista innovadores. Desde los organismos europeos se recomienda transferir a instancias nacionales, las buenas prácticas regionales o locales, ¿probablemente se esté avanzando algo y no lo sabemos?

 

¿Donde están los docentes innovadores de FPE?

¿Donde están los docentes innovadores de FPE?

En la actualidad, si tienes algo de curiosidad por las nuevas tendencias didácticas y las nuevas tecnologías, encuentras cientos de experiencias y buenas prácticas que difunden los profesores, principalmente de los distintos niveles del sistema educativo. También se puede encontrar bastante oferta formativa centrada en este colectivo docente.

Pero apenas encontrarás repercusión de la actividad que llevan a cabo los y las docentes de los cursos para desempleados, en quienes la administración deposita mucha de la responsabilidad de formar a los ciudadanos desempleados y trabajadores de este país con escasa cualificación profesional. Raro, raro…

¿Es que no innovan los docentes de FPE? Y si lo hacen, ¿por qué apenas trasciende?

10 motivos por los que vemos poca innovación en formación para el empleo:

Por parte de los docentes:

  • Falta de oferta formativa de especialización docente centrada en metodologías disruptivas e innovadoras y de competencia digital docente para este colectivo. Sí, esto es cierto, pero la oferta formativa de aprendizaje informal en la red para profesores de educación no discrimina a los docentes de formación para el empleo.
  • Escasa competencia digital en los docentes de FPE. Quienes la tienen la aprenden de forma principalmente autodidacta.
  • La discontinuidad en su contratación como docentes (hecho obvio), puede afectar a su motivación, dado que pasan por periodos de inactividad laboral pero este hecho podría ser considerado como una oportunidad para  actualizar conocimientos y competencias digitales . Entramos en terreno resbaladizo, el de  la actitud hacia el aprendizaje permanente.
  • Escasa cultura del “compartir” entre los docentes, provoca que hayan escasas redes o comunidades de aprendizaje  de docentes de formación para el empleo compartiendo experiencias, buenas prácticas y proyectos. Iniciativas concretas como e-twining se echan en falta en la formación para el empleo a nivel europeo.
  • La difusión aislada en las redes, en los cursos MOOC y en los medios de comunicación, de lo que ocurre en las aulas de cursos para desempleados, en cuanto al uso de nuevas metodologías, recursos didácticos y tecnológicos se refiere, hace que estas experiencias no se contagien.

Por parte de la administración:

  • Los programas formativos oficiales (sea cual sea su familia profesional) no exigen como requisito docente, acreditar competencia transversal en competencia digital, junto a la competencia metodológica.
  • Las administraciones de las CCAA (como consecuencia del punto anterior) no suelen puntuar en sus baremos de valoración de docentes de FPE, como criterios específicos ni la especialización en metodologías didácticas innovadoras, ni la competencia digital docente. ¡Ni siquiera en el certificado de profesionalidad de Docencia de la Formación Profesional para el Empleo, la especialidad de Tutor de Teleformación o Metodología de la Formación Abierta y a Distancia!
  • Las administraciones que gestionan la FPE fomentan y difunden de forma muy tibia, la introducción de nuevas metodologías didácticas que repercutan al fin y al cabo en una mejor calidad didáctica de los cursos y en propiciar ambientes de aprendizaje cercanos a los futuros ambientes laborales del alumnado.
  • Las administraciones que gestionan la FPE centran sus esfuerzos “innovadores” en programar  eLearning o teleformación  para lograr flexibilizar y rentabilizar el acceso a la formación de los desempleados a través del aprendizaje en Internet.
  • Muchos centros de formación de FPE, confunden lo que significa “uso de metodologías innovadoras en las aulas”, entendiendo en ocasiones que se trata de dotarlas de pizarras electrónicas y aulas con ordenadores y creyendo que la  inclusión de equipamiento informático y audiovisual garantizara, “per sé” una formación innovadora y de calidad.

Aun en estas circunstancias, algunos docentes de formación para el empleo, empiezan a tener alguna presencia en foros  de innovación didáctica en la red, bien por iniciativa propia, bien porque proceden del sistema educativo o porque participan en iniciativas de algunas administraciones.

Este último caso, que bien conozco,  es el de docentes vocacionales y comprometidos de distintos Talleres de Empleo de la Comunidad Valenciana, que promueve el Servicio Valenciano de Empleo y Formación, Servef.

Un proyecto integral de atención metodológica a este colectivo docente desde 2008 hasta hoy, donde hemos puesto en marcha:

google+ creared

Este colectivo docente ha aprendido a utilizar de forma autodidacta distintas herramientas TIC como recursos de aula, leen blogs especializados e informes sobre innovación didáctica, comparten sus experiencias, trabajan en equipo para desarrollar recursos didácticos que comparten en la red y participan en foros con otros docentes con sus mismas inquietudes.

la foto (3)

Ellas y ellos, logran motivar a sus alumnos para que adquieran conocimientos y habilidades en especialidades como Albañilería, Mantenimiento o Jardinería a través del aprendizaje basado en proyectos utilizando las TIC. De este modo, el alumnado adquiere competencias digitales en áreas como la búsqueda y gestión de información, la redacción y comunicación en edublogs y redes sociales o la creación de presentaciones con contenido propio de las especialidades y que utilizan para contar lo que aprenden en centros escolares, en rutas turísticas, o en páginas web de su población. Estas competencias mejoran en este especial colectivo de alumnos su autoestima, su motivación por aprender y su capacidad de integración social y laboral.

Estas y estos docentes son mis héroes!

Se busca “Coordinador/a de innovación didáctica”

ofertaempleo

Ésta, no es una oferta de empleo real, pero pronto lo será.

El uso de ordenadores para la formación de trabajadores es algo habitual. Los centros de formación para el empleo que imparten cursos con contenidos relacionados con el uso de determinados programas informáticos están dotados desde hace muchos años de una o varias aulas informáticas y necesitan dar respuesta a tareas como:

  • Mantenimiento de los equipos e incidencias habituales de conectividad.
  • Asesoramiento en la búsqueda de presupuestos y compra de programas.
  • Instalación de software y gestión de licencias.
  • Gestión de accesos a los equipos.
  • Orientación a los nuevos docentes en el funcionamiento del equipamiento audiovisual, acceso a los equipos y de posibles aplicaciones de gestión y comunicación relacionadas con la impartición de los cursos.

Para abordarlas, resulta muy conveniente contar con un perfil como es el de “coordinador/a TIC”. La mayoría de ocasiones suele asumirlo un/a docente, un/a técnico informático o en muchas ocasiones, alguien del personal del centro con ciertas habilidades digitales…o lo que es peor, nadie.

Hasta aquí todo controlado, o debería estarlo, pero ¿es suficiente?

Venimos oyendo hablar en los medios de comunicación, en blogs, en encuentros educativos, de la gran revolución que se está produciendo con la integración de las TIC en las aulas como herramientas de aprendizaje transversal y que poco a poco está contagiando felizmente a otros ámbitos de la formación de adultos, como es la formación para el empleo.

Para atender adecuadamente las necesidades derivadas de estos cambios, la figura del “coordinador TIC” resultará insuficiente. Es necesario, otro perfil complementario que fomente la aplicación de nuevas metodologías y el uso de las herramientas TIC como recursos de innovación didáctica en las aulas.

Este perfil podría ser el de “coordinador/a de innovación didáctica” que aúne conocimiento y habilidades digitales, así como estrategias metodológicas de uso de herramientas TIC para mejorar los procesos de aprendizaje . ¿Cúales seran sus funciones?

  • Orientación/formación del equipo docente en el uso de aplicaciones disponibles en la nube y sus posibles usos didácticos.
  • Orientación del equipo docente en aprendizaje social y colaborativo.
  • Orientación del equipo docente en “aprendizaje basado en proyectos”.
  • Coordinar la creación y validación de contenidos digitales por parte de docentes o empresas proveedoras de eLearning.
  • Mantenimiento de comunidades de aprendizaje de docentes que puedan compartir experiencias y buenas prácticas.
  • Formación a personal de gestión del centro y docentes de los cursos, acerca del uso de plataformas de gestión, comunicación y colaboración.
  • Experimentación continua de nuevas herramientas TIC y sus potenciales aplicaciones en las aulas. Dedicar un tiempo a la investigación y experimentación de las nuevas herramientas y apps que día a día surgen en Internet.

Por lo tanto, no se trata de un “coordinador metodológico” con amplios conocimientos de metodología didáctica, ni de un “coordinador TIC” con amplios conocimientos de informática.

Tardará en definirse una nueva ocupación, dentro de la Clasificación Nacional de Ocupaciones (CNO) que integre estas funciones tecnológicas y metodológicas, así que lo más sencillo es que las lleve a cabo un/a docente con formación en nuevas metodologías y competencia digital avanzada.

En esta ocupación serán fundamentales determinadas capacidades y actitudes como tener una actitud proactiva hacia el conocimiento de las nuevas tecnologías, capacidad de trabajo en equipo, empatía para ser guía y resolver dudas o consultas de sus compañeros,  ser comunicativo con otros docentes y coordinadores de innovación y tener una actitud entusiasta por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías y el aprendizaje en el más amplio sentido de la palabra,que buena falta le harán cuando tenga que convencer a la dirección del centro, docentes y los propios alumnos de las bondades de estos nuevos métodos.

¿Te interesan estos temas? Todavía no hay estudios reglados sobre este campo pero empiezan a tratarse estos temas en algunas asignaturas relacionadas con  innovación educativa. Fuera de los estudios universitarios, puedes empezar por buscar en Internet oferta formativa presencial, semipresencial  o 100% online:

Antes de lo que piensas, los centros de formación para el empleo demandarán este perfil. Si crees que tú puedes o quieres ser esa persona, empieza ya a prepararte.

8 indiscutibles razones para mejorar tu competencia digital como docente de formación para el empleo

En mi trabajo como formadora y dinamizadora de docentes de formación para el empleo he tenido la oportunidad de observar y compartir reflexiones acerca de qué les motiva a mejorar su competencia digital.

Habitualmente escucho las necesidades de formación de docentes de Talleres de Empleo. Consideran necesario estar actualizados en sus respectivas especialidades (desde oficios manuales hasta otros más tecnificados) y en temas transversales como trabajo en equipo, resolución de problemas , metodología didáctica y competencia digital. En el Servicio Valenciano de Empleo y Formación, Servef abordamos en la medida de lo posible estas necesidades y es en el área de competencia digital donde intervengo.

 Trabajan en ambientes de aprendizaje y laborales ciertamente difíciles pero cada proyecto es un reto que cuando finaliza da muchas satisfacciones. El alumnado de estos programas tienen un nivel educativo básico, escasas habilidades sociales, hay un alto porcentaje de parados de larga duración y su motivación por entrar en estos cursos no es tanto el aprendizaje de un oficio, sino tener un salario mínimo durante el tiempo que dura el curso: un “cóctel” difícil de gestionar y donde resulta difícil reavivar la motivación por aprender. Aunque todo ésto daría para otro artículo.

Suelo comenzar los cursos con una encuesta donde los docentes indican su grado de uso de las TIC, qué herramientas conocen, cuando, dónde y cómo las utilizan y lo que es más importante, si las utilizan como recurso de aprendizaje con sus alumnos. En un primer análisis ya se observa que,

  • Los docentes, en un alto porcentaje, utilizan herramientas digitales para buscar información con objeto de preparar sus clases y actividades. (sin entrar en el modo de filtrado, selección y gestión de información)
  • Que tienen una mayor o menor destreza en la elaboración de presentaciones digitales (en su mayoría Power Point) y que preparan actividades de aula donde los alumnos buscan información en Internet y con ella preparan documentos o presentaciones.(sin detenernos en la variedad de herramientas que ponen al alcance de los alumnos y qué métodos de evaluación utilizan para valorar los trabajos de los alumnos).
  • Que no utilizan las TIC de forma habitual en las aulas por falta de dispositivos, por falta de conectividad, por falta de formación, por falta de tiempo y porque  (en opinión de algunos entes promotores) es innecesario para el aprendizaje de una ocupación.

Nada nuevo bajo el sol…Estos resultados bien podrían trasladarse a la mayoría de docentes de formación para el empleo.

Pero si eres docente de formación para el empleo y crees que el uso de herramientas TIC podría cambiar algo el ambiente de aprendizaje que se respira en tu aula, sigue leyendo y descubrirás además 8 indiscutibles razones para mejorar tu competencia digital como docente en formación para el empleo:

  1. Porque vivimos en un mundo que ya es digital, y no entender la competencia digital, cómo enseñarla y cómo evaluarla en los cursos, supone que tú y tus alumnos podéis estar en riesgo de exclusión profesional.
  2. Porque si usas herramientas digitales en tu aula aumentará la motivación de los alumnos y multiplicarás su capacidad de aprendizaje, ya que verán de forma natural cómo se integra la tecnología que ya están utilizando en su vida personal  a través de dispositivos móviles como las tabletas o los smartphones.
  3. Porque los desempleados a los que formas, necesitan desarrollar su competencia digital, para integrarse en empresas que pertenecen a una economía basada en la información y el conocimiento a través de recursos y aplicaciones digitales.
  4. Porque para muchos de tus alumnos desempleados, tus clases son la única oportunidad de acceder a la tecnología y puedes hacerles entender lo útil que podrá ser para su vida personal y profesional.
  5. Porque ampliarás tus conocimientos y capacidades y tendrás más y mejores oportunidades laborales.
  6. Porque los programas formativos de los certificados de profesionalidad y otras especialidades de formación profesional para el empleo aconsejan cada vez más metodologías colaborativas y recursos tecnológicos, independientemente de que pertenezcan o no a familias profesionales relacionadas con informática.
  7. Porque ya existe en la red una amplia oferta formativa abierta, flexible y gratuita que te permite conjugar tus tareas docentes con el reciclaje profesional. Por tanto, los argumentos “no tengo tiempo” y “no tengo presupuesto” ya no son válidos.
  8. Porque es un reto profesional que debes abordar, sin excusas. Si crees que no lo necesitas, piensa que tus alumnos, sí.

¿Se te ocurre alguna razón más?

¿Qué es “innovar en formación”?

En psicopedagogía, “formación” se define como  el proceso mediante el cual se adquieren conocimientos y se posibilita la integración de esos conocimientos a la vida de una persona. Una definición bastante generalista, que precisa muchos matices.

En nuestro país, si hablamos de “formación” relacionada con la obtención de competencias profesionales, el término se complica, no por su valor semántico, sino por su adscripción a distintos organismos públicos. Mal empezamos…
Hablamos de la “Formación Profesional“, tanto en el ámbito educativo como en el ámbito laboral:

  • La Formación Profesional o FP, dependiente del Ministerio y Consejerías de Educación de las CCAA.
  • La Formación Profesional para el Empleo o FPE dependiente del actual Ministerio de Empleo y Seguridad Social y las respectivas Consejerías donde se descentralizan estas competencias en las Comunidades Autónomas.

Veamos cómo se trata de abordar la innovación en ambos casos.

¿Cómo trata de innovar la FPE?

La Administración  laboral a nivel estatal, concretamente el Servicio de Empleo Público Estatal, SEPE, incide en la reciente Ley de Reforma de la Formación para el empleo, que es necesario acelerar  la adecuación de los programas de los certificados de profesionalidad  y especialidades  registradas en su catálogo oficial. ¿Podemos decir que ésto es innovación?

La lentitud de los mecanismos metodólógicos y administrativos establecidos para actualizar currículos y programas formativos, no pueden competir con la velocidad a la que se suceden los cambios en el entorno laboral actual. Estos cambios afectan no solo a los avances tecnológicos en las empresas, sino también a las competencias transversales que un trabajador necesita para trabajar en entornos colaborativos en una economía global, basada actualmente en el conocimiento, la información y la comunicación.

Además un trabajador, independientemente del sector donde quiera trabajar o formarse, necesita adquirir hoy en día, entre otras importantes competencias clave, una serie de competencias digitales que serán a corto plazo, sus herramientas de trabajo habituales.

El trabajador busca cursos que todavía no existen en el catálogo oficial del SEPE o está todavía en fase experimental, o no se ha desarrollado esa especialidad en una modalidad flexible como la teleformación,…. Y es que, insisto, la administración no tiene suficientes mecanismos para actuar con flexibilidad y agilidad cuando se trata de modificar y actualizar  los currículos o programas formativos   de los certificaciones de profesionalidad oficiales y las cualificaciones que acredita.

La realidad es que la Formación para el Empleo, se convierte, para un alto porcentaje de trabajadores con escasa cualificación, en una oportunidad de oro (en ocasiones su “última oportunidad”) para adaptarse a un entorno laboral en constante cambio: ocupaciones emergentes, avances tecnológicos, nuevos procesos de trabajo, nuevos estilos de relación laboral, pero todo ello choca con la lentitud de actualización de cualificaciones  y certificados de profesionalidad por parte de la administración laboral.

La nueva Ley de la Reforma de la FP, nombrada anteriormente (ahonda en reformar si, creando mecanismos de inspección y penalización  para evitar el fraude de determinados centros de formación que encontraron en este subsistema un oportunidad de negocio). La ley habla también de fomentar la modalidad de teleformación,… si,pero no se incide en fomentar métodos innovadores y disruptivos de aprendizaje en las aulas(modalidad presencial) de formación para el empleo o de integrar la alfabetización digital en los cursos.

Si el objetivo es cualificar a trabajadores del s. XXI adaptados a las necesidades reales de las empresas, se tienen que buscar otras fórmulas de innovación:

  • Las aulas deben convertirse en verdaderos espacios de aprendizaje para los alumnos y de comunicación con las empresas, antes incluso de realizar periodos de prácticas. Se tiene que acercar la realidad empresarial al alumno y experimentar la resolución de problemas reales y el aprendizaje colaborativo basado en proyectos (ABP), durante el desarrollo del curso. Las prácticas no laborales que realizan los alumnos resultan insuficientes, en ocasiones frustrantes y chocan con la realidad de las empresas que optan por formar directamente a los trabajadores cuando son contratados o recurren a formación privada. Con ello se crea cierta desconfianza en las programas formativos que financia y gestiona la administración laboral.
  • Introducir el uso de dispositivos móviles en las aulas (ordenadores, portátiles, tablets o teléfonos móviles). Esto no debe confundirse con las aulas informáticas que conocemos hasta ahora, que fomentan el aprendizaje dirigido, individual y de manejo de software.
  • Asegurar una óptima conectividad (acceso WIFI a Internet) en todos los espacios de aprendizaje del centro incluyendo talleres y espacios comunes, fomentando el aprendizaje ubicuo (en cualquier lugar,dispositivo
  • Introducir metodologías disruptivas e innovadoras para utilizar los recursos tecnológicos en un ambiente de aprendizaje personalizado y colaborativo.
  • Requerir y contratar docentes competentes en materia digital y metodologías innovadoras en las aulas.

¿Cómo innova la FP del sistema educativo?

Desde hace unos años viene produciéndose un movimiento de innovación en el ámbito educativo, tanto en Primaria y Secundaria, como en FP y las universidades, fomentado tanto por las administraciones públicas educativas, como por parte de docentes, primero como experiencias aisladas y luego en colectivos, asociaciones, comunidades y últimamente con programas específicos de actualización docente con financiación pública.

Esta intensa actividad se está traduciendo en iniciativas de formación tanto formal como informal  en competencia digital docente, metodologías innovadoras, creación de repositorios de recursos didácticos (Procomún, Agrega ) y planes de centros experimentales TIC, incipiente introducción a la Robótica, etc.

No deja de ser curioso que en España, sea el sistema educativo el que se preocupe más del aprendizaje permanente (a lo largo de toda la vida) de los futuros trabajadores, que el propio sistema de Formación para el empleo, cuando los alumnos de la FPE no son los “futuros” sino los “actuales” trabajadores que deben insertarse de forma inmediata en empresas inmersas en la economía del conocimiento.

Ya va siendo hora que nos planteemos  empezar realmente a innovar en “Formación profesional para el empleo”, ¿no les parece?

¿ Te consideras un buen docente de formación para el empleo?

Llevas varios años impartiendo cursos de formación profesional para el empleo, en concreto certificados de profesionalidad y tus alumnos te valoran bastante bien en las encuestas.

Has creado tus materiales didácticos , buscando información cuidadosamente no solo en libros de texto, sino también en Internet.

Ya tienes cierta habilidad en realizar búsquedas en el navegador Google  seleccionando y estructurando cuidadosamente información y recursos didácticos según el programa formativo de la especialidad que impartes y la has redactado teniendo en cuenta el nivel formativo de tu alumnado. Finalmente has diseñado actividades y evaluaciones “de cosecha propia” o tomando como referencia otras que has encontrado en Internet. Actualizar la documentación de cada curso se convierte en tarea ardua pero vale la pena, porque podrás reutilizarla en los próximos cursos. Buen trabajo!

power-pointHas preparado varias presentaciones de Power Point de apoyo para explicar algunos de los contenidos, incluso has encontrado algunos contenidos en la Web y vídeos de Youtube y Vimeo relacionados con  los módulos del curso. Los alumnos podrán visualizarlos en clase y serán una ayuda para los alumnos a los que les cuesta leer textos impresos.  Comprender y asimilar a través de materiales audiovisuales, qué buena idea!

Te sientes seguro porque dominas la materia del curso y las aplicaciones de Google son de verdadera ayuda para preparar tus clases.

Sin embargo, notas a algunos de tus  alumnos desmotivados, ausentes, algunos muestran interés pero les cuesta mucho entender y asimilar contenidos.

Tú sueles pensar: “Seguramente sea por su crítica situación laboral, porque no han elegido el curso que más se ajusta a sus intereses. Algunos vienen de colectivos sociales con dificultades…y han elegido este curso por la ayuda económica, no les interesa aprender una ocupación. Es normal…”.

Hay cosas que no te gustan , pero no haces nada por cambiarlas.¿O quizá ya te has planteado cambiar cómo  impartes las clases?

Si es así, es que de algún modo ya estás saliendo de tu zona de confort.

Si no lo has hecho todavía, empieza por preguntarte ¿Qué puedo empezar a cambiar?

¿Has probado a que sean tus alumnos los que elaboren actividades, presentaciones, tablas, encuestas, videos, documentos, etc. con herramientas TIC?

google apps

Las Google apps for Education son gratuitas y se encuentran disponibles en la red.

11165280_777543762341169_1493345842908448612_n

Un buen comienzo será que explores buenas prácticas de otros docentes, pruebes a utilizar alguna/s de las muchísimas herramientas TIC que hay en la red imaginando qué usos puedes darle en el aula, experimenta con ella/s con tus alumnos. Aprovecha los dispositivos que te ofrezca el centro de formación y comparte los resultados de estas experiencias con otros docentes a través de distintas redes sociales. En muy poco tiempo empezarás a ver resultados satisfactorios en las experiencias de aprendizaje de tus alumnos.

No lo dejes para más adelante, empieza a actuar!!