¡¡Urgen nuevas cualificaciones profesionales !!

¡¡Urgen nuevas cualificaciones profesionales !!

Ante la detección de nuevos perfiles profesionales y la necesidad de asociarlos cuanto antes a nuevas cualificaciones profesionales oficiales, quería en este artículo hablar sobre el sistema de revisión de cualificaciones en España y cómo se podría abordar de un modo más efectivo.

¿Cómo será el mercado laboral en los próximos años?

Devastador el último informe DAVOS del Forum Económico Mundial donde se predice que la cuarta revolución industrial en la que estamos ya inmersos,tendrá un gran impacto social al afectar directamente a la tipología de puestos de trabajo. Los titulares son bastante pesimistas. Se dice que

davos--620x349en sólo cinco años se perderán 5 millones de puestos de trabajo para siempre e incluyen no solo puestos asociados a la producción, sino a puestos intermedios cuyas tareas pueden ser automatizadas.

La cuarta revolución industrial incluye un enorme desarrollo en distintos campos hasta hace poco experimentales o con poco impacto en la economía global. Hablamos de campos como la inteligencia artificial, la robótica, la nanotecnología, la impresión 3D, la genética o la biotecnología que producirán grandes cambios en los modelos de empresas y sobre todo en el mercado de trabajo.

Un reciente artículo en el blog de Luis López Algaba (@LUISLOPEZ1953), recopila numerosas fuentes acerca de cómo será la nueva economía, en los próximos años. Este ritmo de evolución vertiginosa está produciendo una disrupción entre el empleo y las cualificaciones profesionales en la actual era tecnológica.

Es ya sabido que el panorama laboral actual a nivel global incluye:

  • cambios demográficos, socioeconómicos y tecnológios
  • aparecen nuevas ocupaciones
  • desaparecen ocupaciones obsoletas

Los trabajadores que se incorporarán al mercado laboral en los próximos 5 años empiezan a recibir su formación profesional justo ahora y no contamos con cualificaciones profesionales suficientemente actualizadas para abordar las necesidades de las empresas.

¿Cómo se aborda en España la actualización de cualificaciones?

Tanto los ciclos formativos de FP como los certificados de profesionalidad (la certificación profesional oficial que actualmente se imparte en nuestro país) tienen serias dificultades para ofrecer programas formativos acordes con  la actual cuarta revolución industrial, donde la maquinaria, el software y los procesos de fabricación y de gestión que se imparten son los de hace 10 años ( CNC,….)

Y es que la FP oficial es España está basada en el sistema nacional de cualificaciones profesionales. Sería necesario “engrasar” la maquinaria del Instituto Nacional de las Cualificaciones  para abordar de forma efectiva la actualización y creación de las nuevas cualificaciones que demandan las empresas, si queremos que no pierda credibilidad el sistema integrado de la formación profesional en España por parte de las empresas.

newskilssagendaPor su parte desde la Unión Europea, la Agenda de Nuevas Cualificaciones Europea ( New Skills Agenda, junio 2016 ) ha propuesto entre una decena de medidas, revisar la red de cualificaciones europeas, poner en marcha la Coalición Habilidades digitales y Empleo  para apoyar la cooperación entre la educación, empleo y la industria.

 

Pero esta labor no es sencilla. Abordar este ingente proyecto repercute necesariamente en la actualización y nuevo diseño de certificados y títulos de formación profesional.Y es que, se aborda seriamente o nos quedamos fuera. Se convierte en un reto dificilmente alcanzable, a menos que se encare de forma intensiva e ininterrumpida en los próximos años.

DIAGNOSTICO incual

El propio INCUAL reconoce que el 50% del catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales está por revisar y paralelamente los servicios de empleo de las comunidades autónomas se ven obligadas a programar certificados de profesionalidad  y títulos oficiales aun sabiendo que sus contenidos no se corresponden, como les gustaría, con la realidad empresarial.

inclual plan mejora

El INCUAL está inmerso desde hace tiempo en una plan de mejora donde las intenciones son buenas pero, bien por la ineficaz gestión de procesos y recursos, bien por los dilatados procesos de publicación de normativa a nivel estatal, se ralentizan los resultados. Fuente: http://slideplayer.es/slide/2316338/

 

¿Cual podría ser parte de la solución?

No soy quien para descubrir o proponer fórmulas milagrosas, pero el sentido común dice que cuando un problema parece enquistado, es aconsejable buscar soluciones más flexibles, intermedias o parciales que permitan desatascar un gran problema, subdividiéndolo en otros  más pequeños que puedan resolverse de forma más sencilla.

En mi opinión, sería necesario:

  • Promover una efectiva colaboración público-privada con la participación de empresas innovadoras en todas la áreas profesionales, de los fabricantes de maquinaria, fabricantes de software, startups, etc … que se impliquen en procesos paralelos de actualización de la oferta formativa de formación profesional de los jóvenes y los trabajadores.
  • Potenciar proyectos de observatorio e innovación y experimentación de la formación de los centros de referencia nacional, a propuesta del INCUAL.
  • Fomentar de forma efectiva, dinámica y fluida la colaboración con entidades locales, autonómicas, nacionales o internacionales para contribuir a la dinamización de propuestas de actualización de cualificaciones profesionales.
  • Flexibilizar y automatizar las metodologías y procedimientos establecidos para identificar, comunicar y desarrollar nuevas cualificaciones, certificados y títulos profesionales.
  • Establecer canales de comunicación digitales que faciliten procedimientos abiertos y fluidos de propuesta y debate acerca de las necesidades de cualificación profesional que ayuden a definir nuevas cualificaciones. Los webinars, los grupos de trabajo online especializados por sectores y áreas profesionales, encuestas a empresas, etc. permitiendo así desarrollar un canal vivo de detección de necesidades formativas y propuestas de los contenidos formativos asociados….
  • Poner en funcionamiento un observatorio vivo y real que recoja las necesidades de cualificación profesional en España, un laboratorio de innovación pública permanente, que permitieran los retos anteriores, basado por ejemplo en NovaGob.Lab,  “ecosistema de innovación” integrado por la Red Social de la Administración Pública NovaGobEste laboratorio permitiría la incorporación de puntos de vista internos y  externos de las distintas familias y áreas profesionales; formar redes de colaboración tanto internas como externas dentro del Instituto Nacional de las Cualificaciones y permitir mayor flexibilidad presupuestaria para encarar de forma ágil la revisión de las cualificaciones. Y es que el principal reto está no solo en el conocimiento interno sobre aspectos  metodológicos sino en incorporar conocimiento experto que está fuera de la Administración para poder acometer con éxito esta renovación de cualificaciones tan necesaria y en constante evolución.

Existen algunas iniciativas interesantes en distintas comunidades autónomas, como es el caso del Centro de Innovación para la Formación Profesional en Euskadi, donde destacan distintos proyectos  que toman el pulso de la formación profesional y avanzan paralelos a la demanda de cualificación profesional desde puntos de vista innovadores. Desde los organismos europeos se recomienda transferir a instancias nacionales, las buenas prácticas regionales o locales, ¿probablemente se esté avanzando algo y no lo sabemos?

 

Visitamos la Asociación de Analógicos Anónimos

Visitamos la Asociación de Analógicos Anónimos

-“Me llamo Verónica y he sido hasta ahora una analógica convencida”.

-“Hola, soy Eduardo  y reconozco que de vez en cuando sale mi lado analógico”.

Hoy entrevistamos a Sara, coordinadora de la  “Asociación de Analógicos Anónimos“:

P: -¿Cuál es el perfil de las personas que acuden a vuestra asociación?

R: -“Quienes acuden a nosotros, reconocen tener escasas habilidades digitales que les hace sentirse excluidos social o profesionalmente y buscan una salida. Aquí encuentran apoyo en otras personas con las que se identifican y les ofrecemos distintas alternativas para salir de su situación. Es un gran paso para iniciar el cambio”.

P: -Acabamos de escuchar cómo se presentaban dos nuevos socios.

R:- Si, Verónica y Eduardo, rondan los 55 años y eran “analógicos convencidos” pero han dado un paso adelante. Empezaron a utilizar ordenador cuando ya llevaban un tiempo en sus empresa y lo han utilizado como una versión avanzada de la máquina de escribir y el correo electrónico es su herramienta de comunicación digital por excelencia. Reconocen utilizar muy poco los ordenadores  fuera del trabajo, porque dicen ser de “otra generación”, eso sí sus hijos les ayudaron a instalar hace poco whatsapp en sus móviles.

P: -¿Hablamos entonces de socios con determinada edad? ¿Es la edad la brecha digital?

R: -“Para nada,  en nuestra asociación vemos personas de muchas edades, unas aprendieron a manejar un ordenador  al incorporarse al mundo laboral, o en el colegio, pero su historia es de una relación amor-odio con la tecnología. En las primeras sesiones, muchos reconocen que  la tecnología nunca ha sido lo suyo.Suelen comentar:”Eso es cosa de informáticos o de frikis“. Además, se justifican diciendo no tener tiempo, ni en el trabajo ni en casa para aprender a usar tantas aplicaciones y dispositivos.

Ayer mismo, dos compañeras de trabajo con 15 años de experiencia laboral , afirmaban que una aplicación corporativa, M. Office y el buscador de Google eran más que suficientes para realizar su trabajo, pero en su empresa han empezado a trabajar con compañeros de otras oficinas en distintos países y les hablan de “aplicaciones en la nube” y trabajo colaborativo.

asociacion

Lo que notamos últimamente es que se acercan a la asociación jóvenes que utilizan Internet en sus móviles y en ordenadores pero están intuyendo usos y beneficios de Internet que se están perdiendo  y buscan quien les ayude a descubrirlos. Tenemos claro que la clave no es la edad sino su actitud frente al cambio”.

P: -¿Cuál suele ser su motivación para acercarse a esta asociación?.

R:-“Muchos reconocen que últimamente están dejando pasar oportunidades de mejora profesional, se auto-excluyen de determinadas ofertas de empleo donde se requiere el uso de nuevas herramientas digitales ; sienten que la sociedad va evolucionando a su alrededor, pero ellos no lo hacen al mismo ritmo y quieren hacer algo al respecto.

Admiten haber vivido situaciones incómodas de desinformación, de pérdida de estatus en su empresa o  se han visto relegados en tareas que ahora realizan compañeros más jóvenes o a los que les gusta “cacharrear” y usan ordenadores y programas informáticos con soltura.

Empiezan a darse cuenta de que se están cerrando las puertas a información actualizada, a oportunidades laborales, a nuevas formas de relación en lo personal y profesional, en definitiva a vivir y trabajar en una sociedad “conectada”.

Las personas desempleadas de la asociación cuentan con cierta indignación que están encontrando ofertas laborales que requieren el manejo de aplicaciones distintas del paquete tradicional de ofimática (Word, Excel, Power Point,..) que aprendieron en cursos de ofimática y les preguntan en las entrevistas de trabajo por su actividad en redes sociales profesionales, cuando pensaban que servían para conectarse con familiares, amigos o aficiones”.

P: -¿Cómo se ayuda a los socios?

R: -“Además de las terapias grupales iniciales, algunos socios que ya han superado las primeras fases, dan charlas acerca de su experiencia en empresas donde se está llevando a cabo una transformación digital. Les cuentan que están grandes cambios en las organizaciones, tanto en tecnologías de producción como en nuevos modos de relación entre sus trabajadores, con su competencia, sus socios y sus clientes. Y debaten sobre lo que está ocurriendo en otros ámbitos: los medios de comunicación, la cultura, la política, la sanidad, la justicia, la banca, la hostelería, la educación, el deporte, etc.”

Tras esta fase de choque, a través de una red de “voluntarios digitales”, programamos talleres para mejorar su competencia digital o sesiones personalizadas a las que acuden tras un autodiagnóstico o porque quieren aprender alguna aplicación muy concreta”.

Hoy, durante nuestra visita,hemos asistido a otra sesión grupal con socios que afortunadamente tienen trabajo, y avanzada la sesión se han dado dos datos:

  • La competencia o alfabetización digital, es hoy en día un requisito demandado por las empresas, más incluso, que el conocimiento de lenguas extranjeras.
  • Un alto porcentaje de desempleados tienen escasa o nula competencia digital.

y a continuación se han formulado las siguientes preguntas:

-“Si perdieras tu puesto de trabajo, ¿crees que tendrías serias dificultades para incorporarte a otra nueva empresa por no tener una adecuada competencia digital?”

-“Si tu respuesta crees que es afirmativa ¿estarías dispuesto/a cambiar?”

Durante  5 largos segundos, se ha hecho el silencio, tras el que se ha oido una voz alta y clara:

-“¿Cuándo empezamos?.”

Los nombres y perfiles que  aparecen en esta entrevista pertenecen a la ficción …o no?

Entre las competencias clave que valoran las empresas en un puesto de trabajo está la competencia digital y actualmente es ya una importante muestra de alfabetización.

Algunos enlaces relacionados:

 Las 8 competencias digitales que todo profesional debe tener

informe  “Future Work Skills 2020”

10 competencias clave para el trabajador futuro (basado en Future Work Skills 2020)

 

 

 

 

 

¿Redes sociales para formar a trabajadores?

¿Redes sociales para formar a trabajadores?

 

Facebook, Twitter, Google+, YouTube, Instagram, Pinterest,…

Seamos realistas. Las redes sociales tienen muy mala prensa en el ámbito educativo. Los centros educativos ofrecen charlas a las familias y a los alumnos, acerca de cómo controlar el acceso a redes sociales, se limita o se prohíbe directamente el uso de dispositivos móviles en los centros y se trabaja en entornos virtuales de aprendizaje cerrados. (Moodle, Blackboard,WebCT,..).

Social media communication concept

Estas actitudes se ven respaldadas por:

  • comprensibles argumentos de educadores y familias en torno a la ciberseguridad, debido a que los alumnos son menores de edad.
  • el uso de móviles provocaría distracciones durante las clases.
  • el centro de formación haya “deshabilitado” entre otros contenidos de la red, el acceso a redes sociales.
  • Desconocimiento de los docentes acerca de las posibilidades que ofrecen las redes sociales como recurso didáctico.

Recuerdo una experiencia piloto, de un proyecto internacional de aprendizaje colaborativo con alumnos y alumnas de varios países europeos. El primer problema a salvar, fue argumentar convenientemente a la dirección del Instituto de Educación Secundaria participante e instancias superiores que teníamos que utilizar Facebook como herramienta de comunicación informal y gestión de equipos con un grupo de alumnos y docentes. Lo cierto es que hubo una buena colaboración y logramos que “un aula” tuviera dicho acceso. Estos alumnos fueron durante unos meses, la excepción de todo el instituto.

Sin embargo, en los cursos de formación para el empleo algunos de los argumentos expuestos caen por su propio peso y es más, en la formación de adultos, la propia evolución del sector empresarial en estrategias de comunicación, debería servir de referente para avanzar en el uso de estas aplicaciones.

Es un hecho que las empresas, grandes y pequeñas ya  están utilizando las redes sociales como herramienta de comunicación habitual en equipos de trabajo y el correo electrónico se irá limitando cada vez más a comunicaciones unidireccionales y es que:

  • Las empresas están descubriendo que las redes sociales (horizontales o verticales) les permiten gestionar y compartir información entre sus empleados. Por ello, está empezando a tenerse en cuenta como parte de la estrategia de comunicación de muchas empresas.
  • Las redes sociales son un complemento a la página web corporativa, ofreciendo un espacio de comunicación más cercano  que da una mayor visibilidad a las empresas entre sus potenciales clientes.
  • Las redes sociales generales permiten establecer vínculos profesionales entre expertos reconocidos en un campo profesional que comparten los últimos avances de un determinado sector.
  • Las redes sociales profesionales, como Linkedin, permiten contactar con profesionales de cada sector, mantener relaciones cordiales participando en grupos donde se comparte información y enlaces de interés, permite identificar competidores en el mercado, pero también mantener buenas relaciones y establecer incluso estrategias de colaboración.
  • Cada vez más las empresas se plantean crear una red social empresarial, desde un blog corporativo o colaborativo que de valor añadido a la empresa o una red social interna que establezca lazos entre los trabajadores, fomentando el sentido de pertenencia a un grupo.
  • El uso profesional de las redes sociales permite el aprendizaje informal de los trabajadores de una empresa. Por este motivo es conveniente que las empresas consideren la participación en redes sociales como un tiempo productivo, como en su momento se hizo con  la gestión del correo electrónico.

Se da la paradoja de que el alumnado hace un uso intensivo de las redes sociales en su vida personal y sus tareas cotidianas –están prácticamente «conectados» durante todo el día,pero por otro lado desconocen la aplicación y la utilización didáctica que se puede dar a las redes sociales.

Veamos una infografía sobre el uso de las redes sociales de los españoles:

infografia redes sociales 2015.jpg

Por tanto, resulta incluso beneficioso que los formadores de personas desempleadas adquieran competencia digital y metodológica adecuada para incluir actividades  donde los alumnos experimenten las posibilidades de aprendizaje social y colaborativo que ofrecen las redes sociales y los beneficios que le reportaría utilizarlas como herramientas de comunicación en las empresas.

Sabemos que la formación para el empleo mejora metodológicamente cuando se simulan situaciones reales que incluyen las tecnologías que encontrarán los trabajadores en las empresas.

Entre los posibles usos de las redes sociales en la formación de desempleados, apunto algunos:

  • Publicar y compartir información relacionada con un tema o un actividad propuesta;
  • El autoaprendizaje, gracias al acceso consciente a otras fuentes de información;
  • El trabajo en equipo estableciendo comunicación alumno-alumno;
  • La comunicación alumno-profesor para resolución de dudas, enlace a tareas finalizadas;
  • Contacto con expertos profesionales que pueden ser invitados virtualmente al aula

Estos usos se pueden llevar a cabo a través de infinidad de actividades que hacen que el aprendizaje sea más interactivo y significativo y sobre todo, que se desarrolle en un ambiente mucho más dinámico. Un ejemplo son las comunidades de aprendizaje creadas en Google+ que se están creando en torno a muchos MOOC (massive open online courses).

Por todo ello, su utilización y familiarización resulta de gran ayuda durante la formación para el empleo, donde el alumnado puede descubrir todo el potencial profesional que ofrecen las redes sociales para su futuro profesional, ya que la gran mayoría de las empresas manejan ya estas aplicaciones en el desarrollo de sus funciones.

Si eres docente de formación para el empleo y ya utilizas las redes sociales en tu aula, enhorabuena!! Seguro que además de éstos,  has encontrado más usos de las redes. ¿Te animas a compartirlo aquí?.