“Acompañamiento digital” ¡ahora cobra significado!

“Acompañamiento digital” ¡ahora cobra significado!

Nos ha hecho falta una circunstancia dramática e inesperada, de transcendencia global, como la aparición del coronavirus COVID19, para comprender de forma repentina, inexcusable, casi obligatoria, el verdadero significado del “acompañamiento digital” tan valioso y necesario en estos tiempos.

Imagen de Jill Wellington en Pixabay

 

Acompañamiento digital: Acompañar a cualquier persona que necesite adquirir un conocimiento o una habilidad de manera personalizada y con la ayuda de medios digitales.

Y ahora más que nunca, el “acompañamiento digital

se transforma en “acompañamiento social“.

 

Vengo utilizándo esta acepción hace bastante tiempo. Así acuñamos una de las áreas que atendemos en ByLinedu, una ONG en la que colaboro y dedicada a acercar la tecnología a los más desfavorecidos.

Si. Hasta hace 3 semanas, la tecnología se iba lentamente integrando en nuestras vidas, en nuestros trabajos, en nuestros trámites administrativos, bancarios, comerciales, en nuestro modo de aprendizaje y en el de nuestros hijos. Los ritmos de innovación tecnológica y adopción de la misma, iban descompasados, cumplidos ya dos decenios del s. XXI.

Ese ritmo de adopción de lo digital, en algunos colectivos, estaba perezosamente estancado. No tenemos más que ver algunos ejemplos:

  • Las administraciones, donde se implementan muchos desarrollos informáticos, pero poco flexibles y difícilmente accesibles más allá de los ordenadores de sobremesa en el puesto de trabajo;
  • El profesorado (un porcentaje nada despreciable), que tímidamente se asomaba a la transformación digital en el campo de la educación;
  • Los colectivos vulnerables con escasos recursos para acceder a la conectividad, rayando así la exclusión social y laboral. Hoy más que nunca, podemos comprender la brecha existente entre quienes tenemos acceso a dispositivos e Internet y quienes no lo tienen. Ahora entendemos que estos colectivos no tienen las posibilidades de socialización que tenemos un amplio porcentaje de ciudadanos y esto, en situaciones de crisis como la que padecemos, se vuelve dramático.

Acompañamiento digital en la educación

Eramos testigos de la tímida integración de herramientas y recursos digitales en las aulas por parte de un moderado porcentaje de docentes, que ahora se ven necesariamente volcados a utilizar plataformas de aprendizaje virtuales y recursos digitales cuando el aprendizaje presencial ya no es ni siquiera una opción.

Y es que aunque la tecnología cada vez estaba más disponible para un alto porcentaje de la sociedad y los centros educativos y de formación, siempre habían otras prioridades. La curva ascendente de integración digital era muy suave.

De repente…. todo cambia y la demanda digital se convierte en una línea de tendencia vertiginosamente ascendente.

Una buena noticia,¡menos mal que había mimbres!

Las empresas de tecnología educativa  y un creciente colectivo de docentes ya venían desde hace tiempo experimentando, formándose, desarrollando metodologías, recursos didácticos y buenas prácticas; poniéndolos en práctica en muchísimos proyectos de aula o en teleformación.

Y la segunda buena noticia es que, también gracias a la tecnología cada vez más social y colaborativa, existen muchas comunidades virtuales de docentes usuarios que comparten sus dudas y sus logros. Son quienes ahora se vuelcan en dar “acompañamiento digital” a los recien llegados.

Acompañamiento digital y social

Con una situación tan grave como la de estas últimas semanas, la adopción de herramientas digitales serán un bálsamo social (desgraciadamente no para todos), al darse un contexto colaborativo de acompañamiento digital en todos los ámbitos, no solo en lo educativo, sino también en lo social y en lo laboral.

Las redes se están llenando de iniciativas, propuestas, servicios digitales gratuitos para llenar el tiempo en casa, para ayudar, buscando que nadie se quede atrás.

En los próximos artículos hablaré, entre otras cosas de acompañamiento digital a profesores y alumnos, familias, personas mayores, enfermos, a jóvenes, etc.

Este será mi granito de arena para ayudar a sobrellevar esta crisis, visibilizando muchas iniciativas digitales que están surgiendo en estos días y que llaman mi atención. Espero con ello contribuir a encontrar ese “acompañamiento digital y social”que todos buscamos.

Como decía al principio del artículo, veremos el verdadero y mágico significado del “acompañamiento digital.” Quiero pensar que además de servir como herramienta de ayuda a las personas en tiempos de obligado y cívico confinamiento, contribuya a dar un gran salto hacia delante en lo tecnológico y en lo social, cuando todo esto pase.

Próximo artículo: El acompañamiento digital a docentes.

 

 

Invertir en Orientación Profesional, según organismos internacionales

Invertir en Orientación Profesional, según organismos internacionales

La orientación profesional está siendo cada vez más reconocida como una herramienta clave para adecuar la cualificación profesional a demandas laborales en constante cambio.

El CEDEFOP,  la Comisión Europea, la Fundación Europeo de la Formación (ETF), la OCDE, la Organización Internacional de los Trabajadores (OIT )y la UNESCO, han publicado recientemente un documento de fácil lectura (de momento en inglés), con su visión compartida sobre el papel estratégico de la orientación profesional en el aprendizaje y la integración en el mercado laboral.

career

Este documento, publicado por el CEDEFOP, es de recomendable lectura para los convencidos de la orientación profesional y tambien para los escépticos.

Pero por si andas con falta de tiempo, he seleccionado algunas ideas clave acerca de la relación entre la cambiante situación laboral y la necesidad de acceder a una orientación profesional permanentemente actualizada.

El CEDEFOP describe así la orientación profesional:

Un conjunto de servicios que ayudan a personas de cualquier edad a administrar sus carreras y a tomar las decisiones adecuadas a nivel educativo, de formación profesional y laboral

¿Para qué sirve?

Ayuda a las personas a reflexionar sobre sus expectativas, intereses, cualificaciones, habilidades y talentos, y a relacionar todo este conocimiento sobre quiénes son y cómo volcarlo en el mercado laboral.

¿Por qué es tan necesaria?

Cuando la inestabilidad laboral forma parte ya de nuestro entorno y el mundo laboral es cada vez más complejo y cambiante, la orientación profesional está siendo cada vez más necesaria a los ciudadanos, los empleadores y la sociedad en general.

LA ORIENTACIÓN PROFESIONAL EN LOS JÓVENES

Sabemos que,

  1. Muy pocos jóvenes tienen acceso a la información que necesitan sobre orientación profesional. Aparecen nuevas ocupaciones, nuevas especialidades de Formación Profesional y nuevos grados universitarios, pero a la hora de decidir los jóvenes desconocen
  • qué ocupaciones son más demandadas, mejor remuneradas, más reconocidas, etc.
  • qué nuevas salidas profesionales emergen en el mercado laboral (nuevos nichos de empleo).
  • las vías de aprendizaje no formal e informal que cobran cada vez más protagonismo.

laptop-2561018_1920

 

2. Los jóvenes están tomando más decisiones que antes respecto a su futuro laboral, ya que están más años formándose en el sistema educativo, pero debido a los vertiginosos cambios en las demandas de nuevas habilidades y lo fragmentado que están educación y formación, hace que sea más dificil tomar esas decisiones.

3. Desconocen su propio potencial y tienen escasa información sobre la amplia variedad de oferta educativa tanto de Formaciòn Profesional como universitaria y de las posibles ayudas para la financiación de estudios aquí o en otros países (con suerte, apenas una visita en las jornadas de puertas abiertas en los campus universitarios).

4. Se ofrecen escasas oportunidades de participación en prácticas previas para explorar carreras (“Un día como…”) y las decisiones se ven contaminadas con los antecedentes sociales de los alumnos. Me refiero a los trabajos que desempeñan familiares, amistades y conocidos.

“El 30% de los jóvenes a nivel mundial están interesados sólamente en 10 ocupaciones y sus aspiraciones profesionales están fuertemente vinculadas a su perfil de género, migrantes y estatus socio-económico”. 

Una oportunidad muy valiosa es que las empresas contacten con estudiantes y les ofrezcan un contacto directo con el mundo del trabajo. Estas oportunidades se dan en las ferias profesionales, en las visitas a las empresas o en charlas de trabajadores voluntarios que pueden acudir a los centros educativos para explicar de primera mano en qué consisten sus trabajos, responder a sus preguntas y despertar su motivación por salidas profesionales que en muchos de los casos desconocen, incluso que existen.

LA ORIENTACIÓN PROFESIONAL EN LAS PERSONAS ADULTAS

  1. Los viejos y tradicionales empleos junto a sus habilidades, están desapareciendo o cambiando radicalmente.  Frente a ellos,  nuevos empleos y habilidades están surgiendo cada día.
  2.  El reciclaje y la mejora de cualificación (lo que en inglés llaman re-skilling y upskilling) son cada vez más visto como parte integral de la vida laboral, ya que la predisposición al aprendizaje permanente no es una opción, es un requisito que demandan cada vez más los reclutadores.
skills-3371153_1920
Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

 

3. Los desempleados de larga duración, por su inactividad, cuentan con habilidades obsoletas y están desmotivados para aprende nuevas. Necesitan la orientación profesional para identificar las nuevas habilidades que les devolverán al mercado laboral.

4. Las personas con baja cualificación son las que menos uso hacen de los servicios de orientación, si bien son los que más lo necesitan, porque sus trabajos corren un mayor riesgo de automatización.

5. La mayoría de los adultos reconoce que la orientación profesional es útil    para encontrar y elegir trabajos adecuados, cursos y otras oportunidades, pero menos de 1 tercio de las personas, ha utilizado un servicio de orientación alguna vez.”

Menos de 1/3 de las personas,

ha utilizado un servicio de orientación alguna vez.

UNA OPINIÓN PERSONAL

Trabajando en formación para el empleo, reconozco los esfuerzos que realizan  compañeros orientadores y orientadoras por ofrecer un asesoramiento profesional de calidad a las personas demandantes de empleo. Logran además que la formación en habilidades de búsqueda activa de empleo sea muy valorada. Y consiguen que las personas que solicitan estas actuaciones, den un salto cualitativo en su progresión profesional.

Pero las administraciones públicas educativas y laborales, a pesar de los esfuerzos que se vienen realizando desde hace años a través de la figura del “orientador”, todavía tienen un amplio margen de mejora.

No parece trivial que distintos organismos europeos hagan hincapié en la importancia de la orientación, cuando es un servicio que ya se ofrece a través de fórmulas  bien conocidas (entrevistas personales, talleres, sesiones grupales,…).  Parece que nos aconsejan revitalizar este servicio o ¿ quiza, diseñar iniciativas  de orientación más efectivas, creativas o innovadoras?

La orientación profesional, necesariamente debe adaptarse a las distintas etapas de la vida de las personas, en función de su edad, de su formación y especialización, de sus gustos y preferencias o sus talentos. Igualmente la orientación laboral también debe adaptarse al cambiante mercado laboral, las demandas sociales y a las novedades tecnológicas que nos guste más o menos, todo lo impregnan.

Una orientación laboral profesional cercana y personalizada requiere de especialistas que conozcan bien el mercado laboral y la oferta formativa, que analicen adecuadamente los perfiles profesionales, que cuenten con numerosas fuentes de datos e información, que empaticen con quienes demandan este tipo de asesoramiento, parece lo ideal, ¿no?

Pero los orientadores ¿ no deberían contar además con instrumentos o recursos de apoyo actualizables, objetivos, flexibles y personalizables basados en tecnologías digitales como el “big data” o el “machine learning?”

Las posibilidades del ‘machine learning’, de la inteligencia artificial son virtualmente infinitas ya que existen infinidad de datos disponibles de los que aprender. Me refiero a datos de las empresas, de las tendencias del mercado laboral, de nuevos nichos de empleo, de la oferta formativa formal, no formal o informal, etc.

Y si estos datos se cruzaran con las cualificaciones, las habilidades, los talentos y las expectativas laborales de  cada individuo (de crecimiento profesional, de expectativas de seguridad en el empleo, de salario, etc.), permitirían analizar cada caso y ofrecer a cada persona el asesoramiento laboral puntual a cada momento profesional y cada etapa vital.

Las administraciones públicas cuentan con numerosas fuentes de información y una enorme cantidad y diversidad de datos que reporta el Observatorio de las Ocupaciones a través de informes que pueden servir para realizar otros estudios sectoriales, o programar planes de actuación, pero son necesarias herramientas digitales abiertas y fácilmente interpretables por orientadores y ciudadanos.

Un ejemplo es el reciente  Mapa del empleo digital de Fundación Telefónica, donde podemos filtrar las profesiones más demandadas en España, por provincias y por competencias digitales y no digitales.

¿No deberían ser las administraciones públicas  las responsables de diseñar estas herramientas digitales para dar apoyo a los servicios públicos de orientación profesional en centros educativos, universidades, centros de formación  y oficinas de empleo?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Hablamos de brecha de género digital?

¿Hablamos de brecha de género digital?

 

Hoy, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora quería visibilizar un aspecto de  la brecha de género, el de la brecha de género digital. Para ello he consultado interesantes informes publicados al respecto, en España y en la Comisión Europea.

Hace unos meses publiqué un artículo que hablaba de la escasa presencia de mujeres en las áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, las áreas CTIM o STEM.

Y sin ir más lejos, en estas últimas semanas se ha difundido este vídeo de la empresa fabricante de la muñeca Barbie para concienciar sobre  “los estereotipos de género” que se incorporan e interiorizan a través del aprendizaje en sociedad, la publicidad, el cine, los juegos o los medios de comunicación. Si nos paramos a pensar  la mayoría de las veces no tienen una justificación racional y sin embargo, influyen en actitudes y conductas en nuestros entornos más cercanos.

brechadesuenyos

Algunos datos sobre mujeres en el ámbito de la industria digital en Europa

¿Cuántas mujeres programadoras conoces? Y…¿ cuántas están en puestos de responsabilidad de empresas tecnológicas? En la Unión Europea, solo un 21,5 % de los trabajadores del sector digital son mujeres. Solo el 9 % son desarrolladoras o programadoras y tan solo el 19 % de las empresas del sector TIC tienen entre su personal directivo a mujeres. Estos porcentajes han disminuido con respecto a las de hace unos años, lo que evidencia una tendencia negativa.

¿Qué razones explican este hecho?

Empecemos diciendo que solo un 1,2 % de las mujeres europeas, frente al 6,9 % de los hombres, se gradúa en estudios dentro del ámbito de las TIC. Además de que una vez iniciados los estudios, son muchas más mujeres que hombres, las que abandonan el sector a los pocos años de haber empezado.

Y es que los estudios en el ámbito de las TIC aumentan las oportunidades de empleo de los hombres, pero las mujeres con estudios en este sector tienen menos probabilidades de ser contratadas que la media. Una vez en el mercado laboral, estas se sienten discriminadas y poco valoradas. No hay más que conocer el rango de salarios con los que se remunera a las mujeres en el ámbito de la tecnología digital. De media, las mujeres ganan un 18,9 % menos que sus compañeros de trabajo.

El primer  informe en España que trata sobre la cuestión de género en el sector tecnológico y digital es Mujeres en la Economía Digital 2018  , publicado en enero de 2019 y patrocinado por las empresas Altran, Ericsson, EY, Huawei y Orange,

En España, el 3% de las mujeres tituladas en estudios superiores lo son en estudios considerados tecnológicos.

 

Estrategia Europea sobre brecha de género digital

La Comisión Europea cuenta con una estrategia para reducir la brecha de género digital que se centra en tres puntos principalmente:

  • Enfrentarse a los estereotipos de género,
  • Promover las competencias digitales y la educación en las niñas y las mujeres
  • Fomentar el aumento de mujeres emprendedoras, para que no sean únicamente consumidoras, sino también creador¡as de tecnología digital.

Esta estrategia respalda iniciativas como,

  • WeHubs, La primera comunidad de organizaciones de apoyo empresarial que promueven el emprendimiento femenino en el sector digital donde se ofrecen servicios a empresas y mujeres. Esta iniciativa ha promovido premios, como este proyecto premiado y algunos casos inspiradores.

“Sé valiente, rompe el suelo, no tengas miedo de atreverte y propón tus ideas innovadoras”

girls in ICT day

  • Digital Skills Awards, para mujeres y niñas. Los premios European Digital Skills Awards, organizados con el apoyo de Digital Skills and Jobs Coalition , reconocen iniciativas que han ayudado a mejorar las habilidades digitales de los europeos en distintos ámbitos: en los colegios, en el trabajo, a los especialistas en TIC, para niñas y mujeres y en la sociedad en general.

Los medios de comunicación social y la cuestión de género

La Comisión Europea también entra a reflexionar sobre la repercusión de los nuevos medios sociales en las cuestiones de género. Observa que la «revolución digital» está transformando muchos aspectos de la vida de los ciudadanos y desdibujando las fronteras existentes entre los medios de comunicación tradicionales y los medios digitales. Los nuevos medios abren nuevos espacios  de concienciación y movilización, como ha demostrado la reciente ola de «activismo hashtag» contra el acoso sexual.

El sector audiovisual, cada vez más digitalizado también plantean nuevos riesgos de aumentar las diferencias de género:

  • Contenidos online que no reflejan ni las necesidades ni las realidades de las mujeres.
  • Falta de participación de las propias mujeres en el diseño de esos contenidos.
  • La misoginia y el ciberacoso.

Resumiendo…

En resumen, que no se trata únicamente de que las mujeres y las niñas carezcan de acceso o de competencias básicas digitales, (14 % de mujeres no han utilizado nunca Internet, frente a un 12 % de hombres).

La brecha de género es mucho mayor en el caso de las competencias digitales avanzadas en la educación universitaria y en el empleo del sector digital. Porque ello repercute en que sea menos probable:

  • que las niñas y las mujeres sigan estudiando materias científicas y tecnológicas después de la educación secundaria,
  • que comiencen o prosigan una carrera en el sector de las TIC,
  • que alcancen niveles de especialización o de gestión digital
  • o que pongan en marcha sus propias empresas tecnológicas.

La infrarrepresentación de las mujeres en el ámbito digital, como en tantos otros ámbitos, es un enorme reto del que apenas se han empezado a dar los primeros pasos y donde no solo están implicados los gobiernos y las instituciones, sino que todas y todos debemos sentirnos responsables de participar en su resolución.

Más información:

Las redes sociales y la educación de adultos poco cualificados

Las redes sociales y la educación de adultos poco cualificados

Si te consideras una persona adulta “conectada”, las redes sociales se han instalado en tu vida. A través de ellas te has informado,  te has reído, emocionado o sorprendido y  también has aprendido, apenas sin darte cuenta, sobre muchos temas incluso profesionales!!

Existen redes sociales casi para cada tema y como contaba en un artículo anterior de este blog, pueden servir para ayudar en la formación de trabajadores.

Un elevado porcentaje de personas adultas comenzaron a adquirir competencia digital aprendiendo a utilizar  redes sociales como Facebook, Twitter, YouTube o Instagram pero muchos de ellos no han pasado de ahí. La app Whatsapp fue el motivo por el que muchos adultos se decidieran a adquirir un smartphone.

De manera que las redes sociales, se convierten en la primera puerta de acceso al aprendizaje online para muchas personas con escasa cualificación profesional. Y son en cierto modo la plataforma de aprendizaje informal de este colectivo. Sería un error no aprovechar esta vía de aprendizaje tan motivadora en los programas de formación de personas adultas de baja cualificación. Entre ellos,  las escuelas de adultos, los talleres de empleo o la formación para el empleo en general para personas desempleadas y trabajadores.

“Las redes sociales se han convertido en la primera puerta de acceso al aprendizaje online para muchas personas con escasa cualificación profesional”.

El artículo “Las redes sociales en el aprendizaje de adultos”   en el blog del portal EPALE recogía hace unos meses esta misma reflexión.

Los docentes de personas adultas que utilizan redes sociales como un recurso didáctico innovador, motivan a los alumnos a registrarse en redes sociales y a participar en discusiones compartiendo sus conocimientos.

Ejemplos de actividades con redes sociales.

Chats grupales. Los chats grupales en Facebook,  Twitter o WhatsApp , donde los docentes pueden publicar tareas, recordar a los alumnos los plazos y publicar enlaces a buenos recursos en Internet. Los estudiantes también pueden compartir enlaces y pueden hacer preguntas tanto a sus tutores como a sus compañeros. Los chats grupales también son buenos espacios para los debates.

Twittear.  Usar Twitter es una excelente manera de conectar a los estudiantes con el mundo real. Esto puede ser particularmente valioso para las personas que aprenden habilidades básicas, ya que conectan su aprendizaje en sus experiencias diarias. Los maestros también pueden crear sus propios hashtags que pueden usar para enviar contenido a sus alumnos.

Recopilar recursos educativos. Encontrar recursos educativos en línea puede ser fácil, pero hacer que sean fácilmente accesibles para los estudiantes es otro tema. Plataformas como Pinterest permite a los educadores crear tableros y fijar información relevante.

Compartir fotos . Plataformas como Instagram pueden ser muy útiles, permitiendo a los estudiantes demostrar su trabajo en un formato alternativo al trabajo escrito. También puede fomentar la creatividad de personas que tienen dificultades para expresarse en público. También es una herramienta muy útil para mostrar y felicitar el avance de los trabajos o proyectos, así como los productos finales para que pueda trascender a amigos y familiares o grupos más amplios.

Grabar y publicar videos.  Los docentes pueden grabar lecciones para que los estudiantes las vean cuando les interese, manteniendo el tiempo en el aula para el debate u otras actividades prácticas. Es la técnica que ahora se llama Flipped Classroom. También los estudiantes pueden filmarse a sí mismos realizando tareas. Los videos pueden publicarse en YouTube o incluso puedes transmitir en vivo, por ejemplo, en YouTube o Facebook Live.

Ventajas del uso de redes sociales como plataformas de formación

  • Flexibilidad 24/7. Los estudiantes pueden acceder al aprendizaje cuando y donde quieran. Existe la posibilidad de que los profesores puedan responder a los estudiantes casi en tiempo real, resolviendo problemas al instante, en lugar de tener que esperar hasta que estén juntos en el aula.
  • Estimula la colaboración. Las redes sociales están diseñadas para la interacción, por lo que no es sorprendente que puedan ser ideales para la colaboración en el aprendizaje. Esto no es solo una cuestión de interacción profesor-alumno, sino también de permitir que los estudiantes trabajen juntos y se apoyen entre sí.
  • Conexión con el mundo real. Las redes sociales están incrustadas en nuestra vida cotidiana. Esto puede ser una gran ventaja para hacer que el aprendizaje sea “real” para las personas, especialmente para aquellos que pueden entender su tiempo de formación como una pérdida de tiempo.
  • Encontrar, compartir recursos. La conectividad de las redes sociales con el mundo real tiene el efecto adicional de poder involucrar directamente a los alumnos en la búsqueda y el intercambio de recursos.
  • Aprender de la experiencia propia y de otros motiva a las personas adultas
  • Estar conectados permanentemente a un mundo de información/diversión interesa a los adultos.
  • Ayuda a adquirir competencias digitales que redunda en su integración sociolaboral.
  • Allana el camino para acceder a otras vías de formación no formal e informal.
  • Entornos de aprendizaje sin jerarquías, no hay profesores y alumnos, hay personas.

Las ventajas del uso de las redes sociales en la educación de personas adultas con escasa cualificación se multiplican exponencialmente por el hecho de que son accesibles desde dispositivos móviles (smartphones y tabletas), el “ordenador de bolsillo” al que tienen acceso curiosamente la mayoría de personas adultas independientemente de su nivel de cualificación y de su nivel adquisitivo.

El siguiente paso para mejorar el aprendizaje significativo de las personas adultas será utilizar otras aplicaciones que llevan asociadas una parte social similar a las redes sociales convencionales. Hablamos de cientos de aplicaciones en versión web y/o app que incluyen entre sus funciones las de seguir a otros usuarios y compartir sus recursos (documentos, fotografías, videos, blogs, presentaciones, infografías, etc.)

Son las “otras redes sociales” y de ellas hablaremos en otro artículo.

 

Otros recursos relacionados y compartidos en EPALE:

 

Claves de éxito en universidades eLearning: empleabilidad y aprendibilidad

Claves de éxito en universidades eLearning: empleabilidad y aprendibilidad

Las universidades eLearning son cada vez más reconocidas, no solo por las obvias ventajas de flexibilidad espacio-temporal que ofrecen sus aulas virtuales sino porque están aumentando la empleabilidad y aprendibilidad de sus estudiantes. ¿Quieres saber de qué hablamos?

Conceptos como “empleabilidad” y “aprendibilidad” son bastante recientes y suelen estar asociados al empleo y el aprendizaje. Vienen del Inglés employability y learnibility. (de ahí que sean poco habituales en nuestro idioma).

Empleabilidad

El mercado laboral comienza a hacerse eco de que algunas grandes empresas como Google o Apple ya no requieren titulaciones a los candidatos a un puesto de trabajo debido principalmente a la gran desconexión entre lo que se enseña en la universidad y el trabajo que se realiza en estas compañías.

Un ejemplo es el de una empresa tecnológica que necesita un programador. Lo que realmente busca es que el trabajador sea competente utilizando determinados lenguajes de programación pero su titulación en Ingeniería Informática no lo garantiza directamente. Por este motivo estas empresas requieren formación y certificaciones de fabricantes de tecnología.

La transformación digital se está produciendo a una velocidad vertiginosa en las empresas y demandan además, que los empleados demuestren competencias profesionales transversales y relacionadas más con la capacidad de adaptación, el trabajo colaborativo, liderazgo, dotes de comunicación o la creatividad, entre otras, que con competencias técnicas. La universidad, a pesar de sus esfuerzos por reinventarse, no garantiza ni de lejos que sus alumnos adquieran todas estas competencias y menos aun que queden plasmadas en sus planes de estudios.

¿A qué puede deberse la desconexión entre Universidad y empresa?

  1. La universidad por su estructura y su herencia tiene dificultades para traducir de manera ágil las necesidades de las empresas a itinerarios flexibles donde el alumnado pueda definir su propio itinerario de aprendizaje.
  2. El alumnado encuentra una oferta de títulos universitarios, cada vez mas variada y actualizada, pero al desconocer el tipo de perfiles que demandan las empresas se conforma con matricularse en programas cerrados donde las asignaturas de especialización son de corta duración y relacionadas siempre con una misma área troncal.
  3. Todavía son muy pocas las empresas que en España valoran capacidades de tipo transversal por encima de la titulación como en el caso de Google o Apple. La prueba esta en que los mejores salarios en España siguen siendo en la actualidad para las personas tituladas, según un reciente informe publicado por el IVIE y la Fundación BBVA.

¿Y si la clave la tienen las universidades eLearning? Con sus aulas virtuales ofrecen al alumnado múltiples canales y recursos para acompañarles durante su aprendizaje y les instan a aprender a desenvolverse en entornos digitales de forma autónoma, justo lo que están demandando la mayoría de las empresas.

Competencia digital. Una de las claves de éxito de las universidades eLearning o virtuales es que debido a que su estructura y sus recursos están integrados en entornos digitales, se favorece que el alumnado  adquiera competencias en las distintas áreas de la competencia digital:

Open-Social-Learning-300x218

  • Gestión de información digital.
  • Elaboración de contenido digital.
  • Comunicación digital.
  • Ciberseguridad.
  • Resolución de problemas.

El alumnado que obtiene su titulación universitaria en entornos eLearning, puede demostrar en un proceso de selección un nivel de competencia digital intermedio a través de sus trabajos y proyectos que muestran en portafolios digitales.

Competencias transversales. Otra de las claves es que el alumnado de universidades online entrenan durante mucho tiempo distintas competencias profesionales de carácter transversal que les ayudan a superar con éxito sus estudios, como son la autonomía, la organización, la gestión del tiempo, la comunicación oral y escrita o el trabajo colaborativo.

Itinerarios flexibles. Pero las universidades eLearning podrían sacar mucho más partido a las ventajas y posibilidades que le ofrece la tecnología asociada a sus aulas o LMS. La modularidad y flexibilidad espacio-temporal de sus recursos permitirían ofrecer entornos  de aprendizaje mucho más personalizados que partieran de servicios de orientación universitario antes y durante los estudios, donde un orientador analizara las aptitudes y expectativas de cada alumno y le guiara para elegir un itinerario acorde a sus expectativas laborales teniendo en cuenta el perfil de competencias que demandan las empresas.

Incluso se podría contemplar la posibilidad de que el alumno pudiera ir reorientando a lo largo de sus estudios  la elección de asignaturas para lograr los conocimientos y competencias que fuera deseando como futuro trabajador.

Un mercado de trabajo tan cambiante exige que la oferta educativa y formativa sea flexible y permita que el estudiante pueda ir completando su formación universitaria seleccionando nuevos conocimientos y habilidades, teniendo en cuenta sus aptitudes e intereses, sin perder de vista las necesidades de las empresas.

“Un mercado de trabajo tan cambiante exige que la oferta educativa sea flexible y permita que el estudiante pueda ir completando su formación universitaria en el tiempo, seleccionando nuevos conocimientos y habilidades.”

Itinerarios transversales. En una universidad eLearning sería más sencillo poder matricularse en asignaturas de tipo transversal o de otra área de conocimiento, donde compartir grupo con otros alumnos de distinta procedencia y que enriquecería las actividades y proyectos de tipo grupal.  Pensemos que en el mundo laboral se resuelven problemas diariamente donde su resolución depende en muchísimas ocasiones de integrar distintas áreas de conocimiento.

Al finalizar los estudios universitarios tendríamos graduados de “Arte, Diseño, Programación y Docencia, “Periodismo, eSports y Comunicación Audiovisual”, etc.

Seguro que habría quien pensara que semejantes nombres no quedarían bien en un título para enmarcar…. ¿Volvemos a la “titulitis”? Qué pereza!!

Aprendibilidad.

Hablemos de aprendizaje. Las metodologías de aprendizaje más innovadoras incluyen el uso de tecnologías, las llamadas TIC que se ha demostrado contribuyen con sus herramientas a mejorar el aprendizaje de los alumnos.

elarning_white_vector-294x300

Los LMS o entornos virtuales de aprendizaje son un conjunto de herramientas TIC integradas en un espacio virtual al servicio del aprendizaje del alumno que recoge toda su actividad didáctica y cuenta con el seguimiento de tutores. Con la ayuda de un tutor el alumno consulta contenido escrito, presentaciones, videos, realiza actividades, evaluaciones, participa en foros, chats, videoconferencias o comunidades de aprendizaje. También participa en proyectos utilizando herramientas colaborativas como blogs o aplicaciones en la nube.

Todo ello hace que la tecnología de una universidad eLearning se ponga al servicio del alumno y contribuye a que éste se sitúe en el centro del proceso de aprendizaje dando como resultado un aprendizaje más personalizado.

“La tecnología de una universidad eLearning se pone al servicio del alumno y contribuye a que éste se sitúe en el centro del proceso de aprendizaje.”

Las universidades eLearning tras más de 20 años de experiencia conocen sus debilidades y sus fortalezas. Entre estas últimas, como hemos visto aquí, empleabilidad y aprendibilidad son sus claves de éxito más preciadas.

 

 

Las infografías también son para el verano

Las infografías también son para el verano

Llega el verano y con él, el tiempo libre. Cada cual decide cómo emplearlo o cómo no emplearlo… El curso ha sido intenso y en septiembre ya tendremos tiempo de recobrar el ritmo habitual.

Para docentes que les gusta mantener un cierto nivel de “actividad neuronal” durante el periodo estival  la oferta es muy variada: la lectura de publicaciones especializadas, los artículos que hemos postergado su lectura durante el invierno, los blogs a los que estamos subscritos, los cursos gratuitos MOOC, etc. Yo os sugiero algo más ligero y no por ello menos enriquecedor:  las infografías.

Las infografías me parecen recursos que sintetizan información sobre temáticas muy variadas y tienen una función informativa y reveladora. Nos descubren las características que identifican un concepto, buenas prácticas, experiencias, datos y estadísticas que contextualizan y dimensionan los temas que tratan.

“Las infografías ejercen un poder inspirador”.

Pero sobre todo, y el motivo por el que creo que el verano es un buen momento para las infografías es que nuestra mente está en un estado más receptivo, más positivo y creativo. Por ello, tal y como yo lo veo, las infografías ejercen un poder inspirador y es por este motivo que comparto algunas que me han servido de inspiración para seguir investigando sobre algunos de los temas que más me interesan y que os pueden dar una idea del potencial de este recurso digital, que basa su poder en las imágenes y los gráficos.

Fuente: ticsyformacion.com

O esta otra sobre los beneficios del eLearning comparado con la formación presencial:

Fuente:elearninginfographics.com

Os dejo también algunos enlaces donde encontrar infografías muy interesantes relacionadas con innovación y formación, TIC, competencia digital o metodologías disruptivas.

Pinterest: Crea tu cuenta, explora las secciones Educación o Tecnología donde los usuarios recogen en Tableros, las infografías que les han resultado más interesantes.

TICs y Formación: Blog de Alfredo Vela experto en comunicación, formación, social media, marketing digital e infografías. Buena parte del contenido de su blog está en formato de infografías. También publica otro blog:  Infografíasencastellano 

Elearninginfographics:  Aquí encontraréis las últimas infografías, la mayoría en Inglés pero os ofrecerá información muy actualizada sobre cualquier tema en formato visual.

Pero os invito a ir más allá. ¿Por qué no aprovechar el verano para jugar  a ser diseñadores y experimentar alguna herramienta de creación de infografías?

Mi consejo es que comiences con un diseño básico sobre un tema que conozcas bastante bien o que te motive encontrar información (¿quizá el lugar de destino de tus vacaciones?). De este modo te centrarás en familiarizarte con la herramienta que pruebes.

Existen distintas herramientas para diseñar infografías pero no te agobies, con aprender a utilizar una o dos medio bien, será suficiente. El objetivo de este verano no es llegar a ser un experto en infografías sino disfrutar relajadamente de los resultados, con un esfuerzo relativamente pequeño.  Te sugiero empezar por CANVA o Piktochart que con ayuda de plantillas estupendas podrás diseñar tus propias infografias con un toque bastante profesional.

CANVA: Una aplicación que permite crear infografías online a través de sencillos menús. Partiendo de una plantilla podremos ir modificándola y adaptándola y es tan fácil como arrastrar y soltar elementos gráficos y de texto para ir componiendo tu infografía.   a nuestras necesidades y requisitos. Es una herramienta Freemium, es decir gratuita con opciones adicionales de pago.

PIKTOCHART: En esta aplicación online podrás diseñar tus infografías. Tienes más de 500 plantillas que puedes personalizar y puedes guardar tus infografías tanto en la nube como exportarlas a otros formatos para insertarlas en otros documentos. Al igual que CANVA, es una herramienta Freemium, con funciones adicionales de pago.

Si este artículo te ha resultado útil, ligero y fresquito, me doy por satisfecha.

Feliz verano…

 

 

 

¿Que futuro tendrá la Formación Profesional en Europa?

¿Que futuro tendrá la Formación Profesional en Europa?

¿Hacia donde avanzará la Formación Profesional en los próximos años? No tenemos una bola de cristal que nos muestre la FP del futuro tan ligado a la transformación digital de las empresas, los avances tecnológicos y la globalización. Las instituciones europeas vislumbran, a través de la consulta a expertos de distintos países, 2 puntos de vista, uno pesimista y otro optimista.

Visión pesimista, aquí se ve a la FP como una segunda opción para la que se dejan los trabajos manuales, de menor cualificación y menos atractivos, mientras que los trabajos que implican unas competencias más avanzadas siguen siendo dominio de la educación superior. La automatización y la digitalización polarizará el mercado laboral, disminuyendo las competencias de nivel medio que tradicionalmente aporta la FP.

Visión optimista, según el cual, la FP está alcanzando niveles superiores y, cada vez más, llega a personas adultas. Se imparte a través de  modalidades y entornos de aprendizaje más variados y se adaptaría en un futuro próximo a estudiantes de todas las edades. La FP sería más relevante y estaría orientada a un mercado laboral basado principalmente en servicios, donde la automatización y digitalización necesitarían de un  factor humano especializado.

“La FP sera más relevante y estará orientada a un mercado laboral basado principalmente en servicios, donde la automatización y digitalización necesitarán de un  factor humano especializado”.

chatbot
El 80%  de las empresas usarán bots para interactuar con sus clientes en 2020

¿Qué es “Formación Profesional” para la Unión Europea?

Cuando en Europa se habla de formación profesional se identifica como  “VET” (Vocational Education and Training) y este término incluye:

  • IVET: Es la formación profesional inicial dentro de los sistemas educativos para estudiantes que no han accedido al mundo laboral. En España hablamos de la FP del sistema educativo.
ivet-final
Porcentaje de alumnado de formación profesional inicial del total de alumnado de  educación secundaria.
  • CVET: la formación profesional dirigida a:
     mejorar o actualizar  sus conocimientos y/o habilidades;
     adquirir nuevas habilidades para reorientar o cambiar de carrera profesional
     continuar el desarrollo profesional.
    y que forma parte del aprendizaje permanente de las personas.

Es lo que en España se engloba como “Formación para el empleo“, aunque todavía hay quien lo sigue separando en formación continua, cuando los destinatarios son personas trabajadoras en activo o formación ocupacional, cuando asisten personas desempleadas.

porcentaje alumnos en cvet
Fuente: Eurostat, encuesta de formación profesional continua.

En la reciente nota informativa “¿Cual es el futuro de la formación profesional en Europa?” del CEDEFOP, Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional, se recogen las conclusiones de un informe para analizar las distintas rutas y las múltiples opciones posibles de la formación profesional, con el objetivo de planificar próximas políticas a partir de 2020. Estos resultados se presentaron durante la II Semana Europea de la Formación Profesional, en Viena a principios de noviembre de 2018.

Este informe es parte de un estudio que el CEDEFOP, en cooperación con socios investigadores de toda Europa, está llevando a cabo actualmente : “La naturaleza cambiante y el papel de la educación y la formación profesional (EFP) en Europa”. Esta interesante investigación está ayudando a la Comisión Europea y a los Estados miembros de la UE a establecer los objetivos  de cooperación europea en materia de Formación Profesional después de 2020. 

3 escenarios de la futura formación profesional

Escenario 1. El aprendizaje permanente como prioridad – FP plural

Este escenario amplía nuestra manera de comprender y concebir lo que se entiende por FP. Se hace hincapié en un aprendizaje orientado a fines profesionales y del mercado laboral en todos los niveles y entornos institucionales. El aprendizaje orientado a fines profesionales no quedará restringido a las instituciones explícitamente definidas como
proveedoras de FP, sino que formará parte de un enfoque integrado de aprendizaje permanente. Una gama más amplia de destrezas y una menor vinculación a perfiles concretos de empleos y profesiones. Transparencia, la transferibilidad y la portabilidad de las destrezas y las cualificaciones.

Escenario 2. La competencia ocupacional y profesional como prioridad – FP diferenciada

Se reafirma y fortalece la posición de la FP como un subsistema de educación y formación aparte, con unas instituciones y unos proveedores claramente definidos. La FP se organizará en torno a las necesidades y señas de identidad de oficios y/o profesiones claramente definidos. Esto garantiza una estrecha vinculación con el mercado laboral. Será cada vez más importante promover el aprendizaje activo a través de prácticas. Sería lo más similar al sistema de FP actual.

Escenario 3. La formación orientada al trabajo como prioridad

Una FP con un fin concreto y al margen. Este escenario limita la manera de entender y concebir la FP. Se centra en formar para trabajar, mejorando las competencias y adquiriendo otras nuevas en función de las necesidades del mercado
laboral en el corto y medio plazo. Este enfoque implica que la FP dé un giro y se
oriente hacia las competencias necesarias para cumplir las funciones exigidas por unos empleos y un mercado laboral que cambian rápidamente. La FP se centra principalmente en las destrezas necesarias a corto y medio plazo, y mucho menos
en las habilidades y competencias básicas y transversales. Estas últimas serían responsabilidad de la educación y la formación académicas. El grupo destinatario de la FP quedaría reducido principalmente a adultos que necesitan reciclar o mejorar sus capacidades o que están en riesgo de sufrir el paro y la exclusión social. Es probable que los cursos de formación más cortos se conviertan en la forma de aprendizaje predominante, y sean ofrecidos cada vez más a través de recursos educativos de libre acceso. Este enfoque implica una gestión totalmente diferente de la FP, en la que las empresas y los sectores privados desempeñan una función clave.

3 escenarios

Puede que estos 3 escenarios coexistan en un futuro cercano en función de distintas variables y lleve a que se modifiquen las políticas educativas, incluso tengan que cuestionarse los sistemas de formación profesional existentes.

¿Estamos preparados para ello?

Encuesta

Dentro del proyecto liderado por el CEDEFOP, se publicó una encuesta online  dirigida a expertos e interesados en Formación Profesional de toda Europa y  éstas fueron las preguntas

¿Cómo debería ser la formación profesional en el futuro?
  1. ¿Una formación profesional diferenciada dentro del sistema educativo o integrada como un elemento más del aprendizaje permanente?
  2. ¿Una formación profesional estándar para todos o diferente para grupos específicos?
  3. ¿Una formación profesional con un nivel paralelo a la educación superior o integrado dentro de la educación superior?
  4. ¿Un formación profesional con más inversión privada o con más inversión pública?
  5. ¿Una formación profesional orientada a las necesidades económicas o a las necesidades sociales?
  6. ¿Una formación profesional más autónoma y local o más regulada y centralizada?
  7. ¿Más competencias  o más colaboración entre los proveedores de formación profesional?
  8. ¿Sistemas de formación profesional nacionales más similares o más diversos?
  9. ¿Una formación profesional que cuente con mayor o menor financiación de Europa?

Los resultados de la encuesta ayudarán a validar  la primera fase del proyecto y a seguir desarrollando estos escenarios futuros de Formación Profesional en Europa. Si tienes experiencia en formación profesional, eres docente, empresario, perteneces a una organización vinculada a la FP  o simplemente estás interesado en alguna de sus múltiples vertientes, ¿qué responderías?

#FutureofVET   #ChangingVET2035